Seguidores e seguidoras

martes, 1 de noviembre de 2011

Ría de Ortigueira. 1 de Noviembre

 Desde este mes de Noviembre hasta el próximo Febrero, la ría de Ortigueira va a estar presente de manera habitual en esta página. Son los meses de la invernada. El momento en que esta ría es más generosa con el ornitólogo aficionado, pues en número de 6000 a 8000 aves, entre anátidas, limícolas, gaviotas, garzas o cormoranes, llenan de vida y de bullicio este humedal.

 Esta mañana, aprovechando el buen tiempo y la pleamar realicé un censo parcial de algunas especies que se cuentan mejor en estas condiciones. Lo más destacado fue lo siguiente:

- 5 Zampullines chicos (Tachybaptus ruficollis)

- 2 Zampullines cuellinegros (Podiceps nigricolllis)

- 5 Garcetas grandes (Egretta alba). Viendo la entrada tan fuerte que hay por ahí, esto no sorprende a nadie. Una de ellas destacaba entre un grupo de Garcetas comunes. Como diría el bueno de Antonio Gutiérrez parecía un adulto "con pollitos".


- 78 Garcetas comunes (Egretta garzetta). Un número algo bajo, curiosamente.

- 1 Espátula (Platalea leucorodia)

- 1 Barnacla carinegra (Branta bernicla). Adjunto foto testimonial.


- 357 Anades silbones (Anas penelope). Apenas una tercera parte del total invernante normal. Faltan muchos por llegar todavía.

- 9 Patos cuchara (Anas clypeata)

- 53 Anades rabudos (Anas acuta). La foto es muy mala, pero su estilizada silueta es inconfundible.  Como en el caso del silbón, en las próximas semanas van a llegar bastantes más.

- 17 Chorlitos grises (Pluvialis squatarola)

- 73 Agujas colipintas (Limosa lapponica)

- 15 Chorlitos/agujas (Lapponica/squatarola). Cuando están descansando pueden ser muy difíciles de diferenciar a distancia.

- 1 Archibebe oscuro (Tringa erythropus)

- 127 Archibebes claros (Tringa nebularia). Falta el grupito de Ladrido, que no lo conté. En total harían probablemente casi 140 ejemplares. La mayoría en el molino de mareas, como siempre.

 Algunas zonas del dique de la "Acea" estaban saturados y ya no quedaban plazas libres casi...


- 51 Archibebes comunes (Tringa totanus)

 Hasta la próxima.

8 comentarios:

  1. Buen censo!!
    Muchos miles de aves para disfrutar de la invernada. Mucho dónde mirar buscando ese "jizz" diferente al que estamos, a base de meter horas, acostumbrados.
    Menudas jornadas te esperan!

    ResponderEliminar
  2. Menudas si,...Demasiadas diría yo. Por ahora todo es muy bonito. Vas viendo la entrada progesiva de las especies habituales y la aparición de algunas más raras. Censas sólo lo que te apetece y lo que no, pues pasas...Pero cuando llegan las fechas de los censos de verdad y te coincide un día de viento con lluvia persistente (bastante típico por aquí), y TIENES que censar todas las especies, acabas hasta los co... Eso.

    Ahora en serio, esto de los censos es algo que me apasiona. Además aquí, por la zona de Ferrol, los humedales son bastante modestos, muy lejos de esas cifras espectaculares de O Grove, Villafáfila, Cádiz,... Esa es "otra liga"..


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Je,je, pues yo sí que tengo suerte pues!! Que no tengo más de 500 o 600 aves pasando el invierno en Zolina.
    Además Xabi...vosotros , al ser indígenas, si tenéis que tener casi branquias y semipalmeaduras interdigitales?!!

    ResponderEliminar
  4. No, si aún encima de tener Pitillas, Santoña, Irati y Pirineos a tiro de piedra querías tener aves en Zolina!cabronazo!
    Y, si vivo donde vives tú, me parece que me iba a pasar todos los meses por el Delta, que os queda muchísimo más cerca que a nosotros. Eso ya no son palabras mayores, sino mayúsculas...

    No se puede tener todo, amigo Mikel..

    Por cierto, branquias aún no, pero te aseguro que cuando vamos a la meseta en verano los labios se nos agrietan un montón y los ojos se nos ponen rojos por la sequedad relativa del aire (no es broma).

    Un abrazo

    PD: qué ganas tengo de volver por tu tierra, macho!

    ResponderEliminar
  5. Comeza o espectáculo en Ortigueira, polo que vexo, Xavi. Disfrútao. Teño que volver por ahí, pero nesta época.
    Oxalá eu poidera estar máis tempo tamén na miña querida Ría de Ribadeo. Este finde sí que estiven por alá, e había novidades (entre outras, que volve a estar invernando a pescadora). En canto teña un rato publicarei no meu blog as fotos.
    Unha aperta.

    ResponderEliminar
  6. Comeza, Kike, comeza... Xa che dixen que estas rías hai que visitals en inverno, que é cando teñen realmente interese ornitolóxico.
    E ollo co que dis no teu blogue sobre a Pescadora, que xa sabemos como está o forno de quente.. Por certo, cómo sabes que é a mesma?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ja, ja, ja... Mira, a verdade é que me da o mesmo xa cómo esté o forno sobre este tema. Xa din todas as explicacións que crin oportunas, e pola miña parte paso xa de polémicas. Iso sí, seguirei actuando como me dicte a miña conciencia...
    En canto ó de saber que é o mesmo exemplar, ademáis de polos hábitos e por onde se movía e pousaba (nos mesmos lugares), a certeza definitiva deuma a anela que leva colocada.
    Veña, unha aperta e a seguir co blog, que creo que non está a defraudar a ninguén (tés unhas fotos cojonudas macho, nótase que tés máis presuposto ca min en material fotográfico... ja, ja, ja).

    ResponderEliminar
  8. O do presuposto..supoño que te refires a que se presupón "maior equipamento"...buf, se fai o que se pode...

    Espero ir mellorando paseniñamente. Como dicía Xosé Lois non hai como as réflex, Quique.

    A ver se nos vemos na ría do Eo, ou na do Mera... (je, je, ás vesces sonche moi ácido para os frikies ríxidos que ti e máis eu sabemos..)

    E da pescadora... o que ti digas, pero o anelamento é algo que debería ser materia de estudo entre naturalistas. Eu son o primeiro que non o teño nada claro.....

    ResponderEliminar