Seguidores e seguidoras

domingo, 13 de mayo de 2012

Hay que esperar..

  Bueno, parece que la cosa se va a retrasar un poco este año. Como no podía ser menos por otra parte, después del invierno y primavera tan anómalos que hemos tenido en "Panderetalandia" (alias Galiza). Unas circunstancias climatológicas de las que me había olvidado, pero que seguro habrán afectado en las rutas y fechas de la migración. Pasada la época más favorable (primeras dos semanas del mes) habrá que tener paciencia, y tomárselo con tranquilidad, pues no es la primera vez que el pico del paso migratorio sucede en fechas más tardías (incluso hasta primeros de Junio, en el año 86).

 Hoy, la entrada de limícolas en la laguna de A Frouxeira era prácticamente nula. Así que, desde el mismo amanecer, me desplacé hasta la playa.
   Ya no recordaba la sensación de tener toda la playa desierta sólo para mí. Un espacio libre de domingueros paseando a voz en grito, de colesterolíticos cumpliendo con el deber médico, esclavos de su físico corriendo aislados del mundo con su i-pod enchufado a los oídos, canes sueltos asustando cuanto se mueve y otros animales. Qué dos horas más tranquilas me pasé! A mi bola, como en los viejos tiempos, cuando se podía pasear por allí sin ver a nadie en toda la mañana.


  Bueno, "alguien" sí que había.


 Concretamente:
 - 36 Correlimos tridáctilos (Calidris alba)
- 8 Correlimos comunes (Calidris alpina)



- 3 Agujas colipintas (Limosa lapponica)
- 11 Zarapitos trinadores (Numenius phaeopus)



  - Y, de regalo, 3 Vuelvepiedras (Arenaria interpres).

 Apenas una pequeña avanzadilla del numeroso ejército que está por llegar. Al modo de los antiguos exploradores. Casi como si quisieran investigar el estado del humedal, antes de avisar por el "pinganillo" al resto de las tropas, acampadas aún en la Bahía de Cádiz o en las infinitas playas del Senegal, prestos a recibir la orden para iniciar la invasión.

 Por las dunas, me encontré al primer Alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) de la temporada. La foto es mala, pero es que todavía no había amanecido, carallo...


 En las dunas, quedaba uno fascinado ante la belleza de las flores de Anthirrinum majus subespecie linkianum, una escrofulariácea típica de las dunas costeras y considerada como en peligro de extinción por el catálogo gallego de especies amenazadas


  (Tranquilo, Rafa, por aquela zona o Xabalí non deixou pegadas... por agora)

  El Tojo (Ulex europaeus) no tiene afortunadamente problemas de supervivencia. A menos, claro, que alguien, conocedor del licor que se produce con dicha planta, se ponga manos a la obra y monte una empresa para exportar el "producto" (hay gente para todo). Por ahora, sus llamativas flores amarillas destacan entre la vegetación leñosa del sistema dunar de A Frouxeira.


A media mañana me encontré con Juan (estará flipando con eso de "a media mañana"...., lo sé). Decidimos hacer la ronda por Taraza. Porque la persistencia en las prospecciones, cuando se llevan a cabo en hábitats de interés medio-bajo,  puede resultar tediosa en ocasiones, pero acaba dando frutos.

 Hoy no detectamos nuestro objetivo principal (la Buscarla pintoja, para qué negarlo..) pero pasamos el rato afotando a las golondrinas (Hirundo rustica). Ojo, que no me extrañaría que acabara siendo una rareza dentro de unos años, visto lo visto (Cuco, Codorniz, Curruca zarcera, Gorrión molinero, etc, etc)



 También hubo tempo para retratar a nuestro pájaro más destacado durante estos días de Mayo: el Zarcero común (Hippolais polyglota). No hay zarzal en Valdoviño que no disponga de su ejemplar de "Folosa marela". Doy fé.


 Y, para despedirme, un refrán: "No hay mal que por bien no venga". Viene esto al caso de la reciente destrucción del nido de Buscarla, situado en una cuneta de Valdoviño. En aquel momento todos nos sentimos profundamente apenados, pero un día le comentaba a Juan y a Pepe que la limpieza del camino podía favorecer a ciertos reptiles, que se verían beneficiados al tener mejor posición para termorregularse en las piedras que, ahora, quedaban libres de sombra.

 Y así fué.


  Esta última foto, que corresponde a un bellísimo macho de Lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) quiero dedicársela a mi maestro José Curt Martínez, un gran amante de nuestra fauna herpetológica.

 Seguiremos atentos.

4 comentarios:

  1. Polo Grove tamén a cousa está máis ben frouxa como na Frouxeira (vaia xogo de palabras...). Tan só un grupo de Numenius phaeopus e Limosa lapponia, e no mar, a 12 mn da costa, destacar a cantidade de Hydrobates pelagicus, e tamén 1 Stercorarius parasiticus, 3 S. skua e 1 Uria aalge. Na lagoa da Bodeira segue a Ardeola ralloides e hai bo número de Hyla arborea por moitos puntos do Grove.
    Apertas,
    Damián

    ResponderEliminar
  2. Estarei atento a Seabirds para "mirar" todos os resultados da saída no Chasula, Damián.

    A Lagoa da Bodeira coñézoa de oídas desde o ano catapún, pois lera un pequeno artigo nunha Braña cando me fixera socio da SGHN. E sempre tiven moitas ganas de coñecela in situ, pero quédame moi lonxe (unha vez de estar por aí, vás dereito á Lanzada, lóxicamente).

    O das Estrozas, é sempre unha boa nova (aproveitade mentras non vos meten Procambarus nin Gambusia nesas pozas...)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Xabi:
    Ayer pude hacer una visita relámpago, llegar comer y volver, y vi en la lagoa algunos ejemplares de chorlito gris aparte de los sospechosos habituales. En tu horario ya era bien entrada la tarde (13:30)
    Saludos y a ver si la próxima vez coincido contigo y con Juan.

    ResponderEliminar
  4. Graciñas por comentar Pepín, e xa sabes por ónde ando.

    Unha aperta

    ResponderEliminar