Seguidores e seguidoras

martes, 14 de agosto de 2012

Emociones en la Ría de Ferrol.

   A punto de acabar las vacaciones, hoy tenía un par de horas libres por la mañana y fuí a dar un paseo por la ría de Ferrol. Apenas hice tres paradas, todas en el fondo de la ría. Una de ellas en la desembocadura del río Belelle, en la orilla sur perteneciente al ayuntamiento de Neda. Allí me encontré con tres Martines pescadores (Alcedo atthis), probablemente un grupo familiar.

 Esta espectacular ave es aún nidificante en la zona, aunque resulta mucho más abundante durante el invierno. Entonces (y no os exagero) es difícil NO verla.

Martín pescador (Alcedo atthis)

   Desembocadura del río Belelle (Neda)

  Otro de los puntos interesantes de la ría, también en su orilla meridional, es San Valentín, en Fene. También pasé por allí a ver si había novedades. Los chorlitejos grandes (Charadrius hiaticula) ya andaban por la pequeña playa artificial del paseo marítimo.


 La sorpresa vino cuando, entre el grupo de 8 grandes, observé un chorlitejo distinto. Ligeramente más pequeño y con una coloración extraña.


 Si estuviese en alguna comarca del interior probablemente me hubiese dado cuenta enseguida, pero supongo que cuando uno está en la costa tiene la mente predispuesta para especies litorales, y aquello "no me encajaba". Al ver la guía me dí cuenta de que era un juvenil de Chorlitejo chico (Charadrius dubius).

Chorlitejo chico (Charadrius dubius)

   El dibujo facial, sin manchas ni ceja blanca, el pico más fino y, sobre todo, la ausencia de franja alar cuando voló un momento, fueron claves para la identificación. Hasta donde yo sé, se trataría de la primera observación de esta especie en aguas de la ría. La verdad es que tampoco se hace mucho seguimiento en ella, una gran desconocida para la mayoría de los ornitólogos ferrolanos.. Porque la pobre está hecha polvo, pero todavía nos dá alguna sorpresilla todos los años.

  Por último, visité la tierra de mis ancestros.

 Molino mareal de "As Aceas" en Narón

   Éste es el molino de "As Aceas", en Narón, al que me une un lazo familiar. En él pasó su infancia mi padre, ya que mi abuelo (fallecido antes de nacer yo) trabajaba allí de molinero. En Galiza llamamos "Acea" a los molinos que trabajan con la fuerza de la marea. Por lo tanto siempre están ubicados en las desembocaduras de los ríos, donde hay régimen mareal. Los típicos molinos de río se denominan en gallego simplemente "Muíños".
   Fueron muchas las aventuras que me ha contado mi padre sobre As Aceas. Como el día que una Pastinaca (o Tingo) le clavó el aguijón a mi tío Pepe, que la había pisado, armado con una fisga, pensando que era una Solla. Se le puso el pié como un balón y me parece que sus gritos se oyeron en Mugardos....O cuando los chavales iban a ver los pollitos de Martín Pescador en los nidos, excavados en un cortado cercano (y sacaban las manos llenas de restos de pescado podrido). O el susto que se llevó un día por la noche, cuando le saltó por encima una Nutria, mientras estaba sentado en unas escaleras, bajo el puente de la foto.
    Un año un cazador amigo de la familia matara un Cormorán, y prepararan con él una fuente de carne (mucha hambre se debía pasar entonces para comer eso, porque tengo oído que sabe a rayos). También me hablaba de los "Mazaricos" (Numenius spp), de las "Galiñas de río" (G.chloropus)... Pero sobre todo se acordaba de la "Alondra" (Lutra lutra), que debía ser realmente abundante por aquel entonces, como lo es aún hoy en día en las rías bien conservadas, caso de Ortigueira.
  Ciertamente debía ser un estuario fantástico y lleno de vida durante la primera mitad del pasado siglo.


   Pero el río Freixeiro hace años que está muerto, desde que se instaló Cerámicas Arzúa, una fábrica que ya ha cerrado, por cierto. Hoy en día aquello agoniza, entre la siderúrgica Megasa, el viaducto de la autopista y la falta de depuradoras, que han convertido aquel magnífico estuario en un auténtico estercolero.


   Una pena. Afortunadamente quedan otras zonas de la ría que todavía mantienen un aceptable estado de conservación, dentro de lo que cabe, como Maniños, O Seixo o Neda. Pero apenas dan idea de lo que pudo ser aquello en los tiempos de José "o muiñeiro".

 Esta entrada, muy especial para mí, la quiero dedicar a la memoria de mi padre. El hubiera disfrutado como un niño viendo mi blog.
 Descansa en paz.


4 comentarios:

  1. Pois eu quero ver o martin pescador.

    ResponderEliminar
  2. Olá Mikel:

    Pois eu podo axudarche. Como vexo que tamén és bazaneiro podemos quedar un día pola ría e vamos na busca do Picapeixe.

    Se queres escríbeme ao correo persoal (xabi.prieto@yahoo.es)

    Iso si, agradeceríache que a próxima vez asines o comentario con nome e apelido (isto non é un chat de adolescentes)

    Un cordial saúdo e benvido.

    ResponderEliminar
  3. Hola Xabi,
    acabo de leer tu artículo sobre el molino de as aceas. Te escribo desde Alemania, a donde emigramos en varias etapas desde el 60 hasta el 65. Hasta la emigración mis padres y sus hijos vivímos en el molino de As Aceas. A mi padre lo llamaban "el alemán". Puede ser que tu abuelo fué el molinero que trabajó para nosotros?
    Un saludo
    Herbert (h.reimann@kielnet.net)

    ResponderEliminar
  4. Perdona la tardanza, Herbet, pero ando liado estos días.... Ya te he contestado por correo electrónico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar