Seguidores e seguidoras

sábado, 31 de agosto de 2013

Regalo de despedida

  AVISO: Dado el alto nivel de azúcar de esta entrada, se recomienda a las personas diabéticas abstenerse de su lectura

  En estos momentos, el ángel que me ha robado el corazón para siempre viaja en un tren con dirección a Girona. Si aguien, cerca de los Aigüamolls ve una joven de mirada dulce como la miel, de sonrisa tierna y cautivadora, con unos pequeños pies tallados por el mejor de los orfebres, dignos de la mismísima diosa Párvati, y que responde por Ángeles, hágale saber que tiene algo que me pertenece. Y que, por favor, lo devuelva lo antes posible a su propietario. Ya que sin ese objeto, no soy sino un cuerpo vacío y sin alma.

Vuelvepiedras (Arenaria interpres)

   A modo de despedida (esperemos que lo más temporal posible), quiero despedirme con algunas de mis mejores fotografías hasta la fecha, realizadas esta misma mañana. Pues no hay mejor regalo posible que ofrecer lo mejor que uno puede dar de sí. Que será siempre apenas una mota de polvo para lo que un ángel como tú se merece, Mari. Porque nadie sino un ser celestial es capaz de provocar tan intenso tormento y tan enorme felicidad, al mismo tiempo, como tú has inflingido a este pobre muñeco, gobernado por los hilos del destino, en este mes de Agosto.

Correlimos tridáctilos (Calidris alba)

   Pero de igual forma que el socorrista reanima al ahogado, a través de golpes en el pecho si fuese necesario, o con el boca a boca insuflando el aire vital, tú has logrado revivirme. Mi corazón arde con el fuego más intenso que nunca tuvo, mientras miro hacia la luz de tu faro, que me alumbrará desde el Mediterráneo durante los grises meses del Otoño.


  Esta larga espera esconde un incierto futuro. Pero es la incertidumbre lo que ha alimentado siempre al filósofo, al escritor,... al poeta. Son los científicos los que se nutren de las certezas, y no es éste mi caso.
  En estos meses, escucharé tu voz y leeré tus palabras, en castellano, en gallego, en catalá, en inglés, en árabe o en francés, si hace falta; pues es tal la atracción que el Señor Shiva muestra hacia ti que parece haberte regalado el don para poder comunicar tu simpatía en tan diversas lenguas.


Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea)

 Deseándote que llegues sin contratiempo a tu destino me despido, Ángeles.
 Te quiero. Pero eso tú ya lo sabes.

6 comentarios:

  1. Vaia palabras tan fermosas e sentidas, Xabi. Tés un don, co que, con poucas verbas, dis moitísimo.
    Espero que este punto e aparte obrigado na túa relación continúe pronto cun longo e intenso parágrafo.
    Apertas e ánimos,
    Damián

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moitas grazas, Damián. Pero penso que non se trata trata tanto dun "don" senón dunha "inspiraciò", causada pola conxunción da palabra e do amor.
      A destinataria do post xa o leu, mentras viaxa polo lento(pero ecolóxico)camiño de ferro, rumo a Catalunya. Ése é o mellor dos regalos que podía ter eu hoxe.
      Un abrazo, meu bon amigo.

      Eliminar
  2. Miñanaiquirida, que diria Curras o de Mareas Vivas...
    Home prefiro lerte animado que non de baixon, pero non te me poñas moi pasteloso, que case son do Betis, que diria meu pai.
    Disfruta do momento, que non esta o pais para perder as boas cousas.

    Apertas,

    Cesar Ayres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciñas, César. O baixón vira, con toda seguridade, nas próximas semanas.
      Menos mal que teño rarezas para me entreter (merda, que acabo de dicir!!)
      Unha aperta

      Eliminar
  3. Como dice meu pai: mañá haberá un corvo branco na pena de Cospeito. O Xabier pasteloso e escribindo tódolos días sobre rarezas. O amor deuche forte, meu rei.
    Enhoraboa (pero pon algo de hérpetos, macho)
    Martiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaaii!, qué máis quixera eu que poder volver a facer entradas herpetolóxicas, Martiño! Pero A Frouxeira ten unha cousa: saio de casa, en vinte minutos estou aló, tomo unhas fotos e volto para casa. Porque laentablemente non dispoño de tempo suficiente para andar levantando pedras polo val de Verín, buscando lagartixas nas brañas do Xistral, aprendendo de botánica da mán de Xosé Ramón García, ou afotando Gatos bravos en Somiedo. Por agora, e mentras siga coidando dunha persoa dependente, A Frouxeira, coas súas acuáticas e coas súas rarezas, é a mellor terapia que me podo permitir.
      Non obstante se, por casualidades da vida, acabase paxareando por terras de Girona, prométoche que hei intentar traer algunha foto de A.erythrurus ou C.hipocrepis.
      Un abrazo
      PD: Botábate de menos, rapás

      Eliminar