Seguidores e seguidoras

jueves, 26 de septiembre de 2013

Comienza el Otoño

  Ya ha comenzado el otoño, que nunca ha sido precisamente mi estación favorita. El acortamiento de los días, la falta de luz, la omnipresencia de las nubes y de la lluvia, un meteoro que puede prolongarse durante tres meses ininterrumpidos en la costa gallega (no exagero un ápice, podéis creerme los que sóis de fuera), acaban por deprimir a cualquiera. Más aún en este tristísimo año 2013. Porque los capítulos que algunos hemos vivido durante este año darían para escribir varias novelas (el último de ellos, una broma pesada del Destino...).
    Ya no digamos si eres de Ferrol, la ciudad más deprimente del mundo, con un panorama laboral negro como el carbón.  Me estoy acordando de las personas que se han tenido que marchar fuera a "buscarse los garbanzos"; sobre todo de una muy especial (un bico!)

 Garceta grande (Egretta alba) en O Seixo, Mugardos

  Para hacer este período más llevadero, la madre Naturaleza ha dispuesto para los naturalistas gallegos que sea un período rico en observaciones y posibilidades: el paso de la migración, la llegada de las aves invernantes a nuestras rías, el comienzo de la actividad para nuestros anfibios, la aparición de esos personajes tan extraños de nuestros montes que son las setas, con toda su diversidad (e interés culinario)...

 Grullas (Grus grus) en la Reserva de Villafáfila, Zamora

  Es por lo tanto una buena época para la fotografía. Si tenemos la suerte de vivir en una zona conservada (no es mi caso), los tonos ocres y marrones de las hojas de los árboles aportarán un elemento embellecedor al paisaje. Aunque los niños que se han criado en la franja litoral gallega sólo conocerán ese aspecto del otoño gallego a través de las películas. Sobre todo si dejamos que los terroristas de la Xunta (del PP, qué coño!) continúen potenciando y favoreciendo el cultivo del Eucalipto.

 Día otoñal típico en Ortigueira

   En fin, hay que cargar las baterías, limpiar las lentes y preparar los telescopios. Porque viene lo bueno!

 Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis)

Garcetas comunes (Egretta garzetta)

  Aquí estaremos. A pesar de todo.

4 comentarios:

  1. Pois a min encántame o outono... o inverno non tanto, por iso de que oscurece moi cedo. A ver se podo facer algunha escapadiña a ver algunhas migratorias

    Apertas

    ResponderEliminar
  2. Encántache porque se te ve unha persoa feliz. Pero o Outono sempre foi tempo de nostalxia, especialmente para as persoas que padecen os "síntomas" que veño padecendo eu últimamente....
    Unha aperta, miña fiel seguidora
    PD: Se podes vente por Ortigueira en Decembro; non te vas arrepentir. Xa sabedes que estou á vosa disposición para ensinarvos aquilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Faltas non me ganas de poder ir! A ver se a sorte ven de cara e podo facer unha escapadiña.

      Respecto a do que son unha persoa feliz,as veces as cousas ponse na contra, e custa un pouco máis manter o sorriso. Pero que carallo, a vida son dous días e ¡hai que disfrutala!

      Eliminar
    2. Así me gosta, con optimismo!
      Un biquiño, Inés.

      Eliminar