Seguidores e seguidoras

domingo, 26 de marzo de 2017

Empieza el Atlas de aves reproductoras. Escribano cerillo.

  En Abril empezaremos otra vez a recoger citas para el atlas de aves reproductoras de España. Por ahora la cosa va bastante bien en las cinco cuadrículas que cubro, si exceptuamos aves nocturnas, a las que no puedo dedicarme (y que además disponen de un programa de cobertura específico). Aunque los resultados son bastante preocupantes, como era previsible.


     Este trabajo de campo ayuda a conocer mejor tu comarca, su flora y su fauna. Uno de mis lugares favoritos es Santa Mariña do Monte (en el concello de San Sadurniño). A pesar de estar enclavado en la "zona cero", la más invadida por la peste eucalíptica, conserva aún espacios abiertos de pasto, cultivos y retazos de bosque autóctono caducifolio, con una avifauna bastante interesante.

 Parroquia de Santa Mariña do Monte (San Sadurniño)

  Aunque el progreso constante de esa otra marea negra que es el eucalipto no trae mucha esperanza.


 Interior muerto y sin vida de un eucaliptal


 Repoblación joven de eucalipto

   Es por eso tan interesante la población reproductora que tenemos de Escribano cerillo (Emberiza citrinella), paseriforme de carácter completamente eurosiberiano que habita la montaña cantábrica y campiñas caducifolias del norte de la Península Ibérica, donde ocupa preferentemente cotas a partir de 500 m de altitud.
     En la costa coruñesa es escaso y se encuentra muy localizado, pero dispone en Santa Mariña de un buen número de parejas. Algo bastante insólito, pues hablamos de una zona situada a apenas 275 m sobre el nivel del mar y a sólo 7 km de distancia con el mar.


 Escribano cerillo (Emberiza citrinella), hembra

   Estos días podemos ver ya el comportamiento clásico del celo: persecuciones de machos a hembras, a otros machos para expulsarlos (y a algún pinzón despistado), cantos territoriales desde sus perchas...


    Este año 2017 debo confirmar la reproducción de la especie, de la que por ahora sólo tengo indicios (muy evidentes eso sí). Para ello necesitaré controlar bien a las parejas, que ya están formadas, y localizar algún nido para anotar ceba o pollos.


  Un pájaro realmente bonito visto de cerca, os lo aseguro.

Escribano cerillo (Emberiza citrinella), macho

   Más adelante volveremos a hablar de nuestros cerillos. Os lo prometo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario