Seguidores e seguidoras

viernes, 10 de marzo de 2017

En Doniños, un poco de todo.

  Hoy he aprovechado que hacía un día muy soleado (27 º C en Ferrol!) para dar una vuelta por Doniños, parroquia costera del municipio de Ferrol. Por desgracia no fuí el único que tuvo esa idea...

 Aparcamiento de la playa de Doniños (Ferrol)

    El Golfo Artabro, que abarca desde A Coruña a Ferrol, es un área de transición entre la fachada suroccidental gallega de marcado carácter mediterráneo y la Mariña lucense, región biogeográfica mucho más parecida al Cantábrico. Y el lagarto ocelado es una buena muestra de ello. Este reptil, tan representativo de las dehesas y montes mediterráneos ibéricos, tiene aquí una estupenda población, siendo además muy fácil de observar en la zona del paseo peatonal.


  Aunque es relativamente común también en roquedos graníticos o en muros de piedra.

 Hábitat característico de ocelado en Ferrol


   Un ejemplar tomaba el sol entre las losas del paseo y me dió oportunidad de probar el "bokeh" (desenfoque del fondo) de la Sony.

Lagarto ocelado (Timon lepidus)

  Después me acerqué hasta el lago de Doniños, donde pude avistar las primeras golondrinas del año.

 Golondrina común (Hirundo rustica)

 Como siempre, calcé las botas de goma y fuí directo a las charcas del sistema dunar.


      Allí disfruté un espectáculo de cientos de ranas verdes de todos los tamaños y colores que salían a mis pies. Hacía muchos años que no veía tal cantidad de anfibios juntos. Fué realmente impresionante. Una buena noticia con la que está cayendo (ranavirus, jabalíes, visones y cangrejos americanos, gambusias, black-bass, etc....)

Rana verde (Pelophylax perezi)

  En tierra los insectos ya se muestran activos. Las Cicindelas corren a toda velocidad y vuelan por caminos o superficies arenosas.

Cicindela sp (Pablo Torrella, manifiéstate)

  Varias mariposas típicas de finales de invierno volaban este mediodía. Pienso que este satírido es Pararge aegeria, por la forma ligeramente cóncava del ala anterior. Corrigan los expertos.

 Pararge aegeria

  Mi objetivo hoy era detectar las primeras libélulas y lo conseguí. Inicialmente la daba por una Sympecma fusca, pero viendo las fotos en casa y después del comentario de Martiño me fijé con más detenimiento. Se trata de una hembra de Enallagma cyathigerum, caballito del diablo muy abundante en los humedales de la comarca.

Enallagma cyathigerum, hembra teneral

  Rasgos diagnósticos son la espina vulvaria en el segmento S8 así como una serie de manchas alargadas, "en forma de torpedo", sobre cada segmento abdominal hasta S7.

Detalle del abdomen con espina vulvaria y manchas dorsales en forma de torpedo

  De regalo, sorprendí un ofidio que no pude precisar bien pues apenas pude verlo, aunque probablemente era una Víbora de Seoane (Vipera seoanei) por el hábitat, las fechas y sus movimientos. En una de las charcas pasó nadando una cabecita que podría ser o una Culebra de collar (Natrix natrix) o una Rata de agua (Arvicola sapidus), pero hoy no estaba fino. 

  Las citas de ofidios están cada vez más caras por la costa norte gallega debido al declive de sus poblaciones y me da bastante rabia no haber podido identificar estos dos ejemplares con seguridad. A ver si en adelante tenemos más suerte.

5 comentarios:

  1. É unha impresión miña ou as seoanei son as mais temperás das cobras en facer a súa aparición?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, dixen tres ofidios porque non inclúo Rinechis scalaris e Coronella girondica ao teren unha distribución moi limitada á liña litoral e aínda non moi ben coñecida). Como ti és "de interior", pois iso..

      Eliminar
    2. As Seoanei son as máis temperás, si; non é unha impresión. De todas formas os tres ofidios que temos en trasancos son típicamente eurosiberianos e madrugan bastante. Na Fraga do Ortigal (Ancares, 1100 m. s.n.m.) atopei dúas natrix activas tal día como un 15 de Marzo!

      Fíxate que hoxe case é unha efeméride para min. Un 12 de Marzo de 1988 estaba eu no sistema dunar da Frouxeira cando fun testemuña privilexiada da saída de varias víboras do letargo (hibernan en grupo). Eu levaba botas de goma e fiquei completamente quedo mentras elas se perseguían aos meus pes. Lembro con especial cariño que unha delas chegou a parar un rato sobre a bota, mentras eu aguantaba a respiración alucinado para que non se fora. Foi sen dúbida unha das experiencias máis extraordinarias e fermosas da miña vida.

      Eliminar
  2. E por que non unha Enallagma?
    Apertas,
    Martiño
    PD: bonitas fotos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazas Martiño. Hai dúas fotos máis nas que se aprecia mellor a diagnose (acabo de subir unha nova).
      Apertas.

      Eliminar