Seguidores e seguidoras

sábado, 18 de marzo de 2017

Ya falta poco

  Estos días de finales de invierno se nos hacen eternos. La invernada ha acabado pero todavía no ha llegado la Primavera, con la floración, la actividad máxima de insectos o herpetos, la migración y la llegada de aves estivales.

Cormoranes grandes comiendo truchas en el intermareal

    La buena noticia es que la laguna sigue abierta, como siempre en estas fechas, así que el intermareal y las aguas someras están disponibles para los cientos o miles de aves migratorias que van a pasar por aquí en los próximos dos meses, camino de sus cuarteles de cría.
  Los Anades frisos, especie emblemática de A Frouxeira, están a punto de iniciar el celo.


 Pareja de ánade friso (Anas strepera)

  Esta mañana me llevaba dos alegrías en los campos de Taraza. La primera es que han talado una parcela de eucalipto próxima a las vegas del pequeño Río Magno (por tanto ilegal, entiendo). Veremos lo que hacen ahora. Y la otra es que en una finca de prado húmedo próxima han hecho una plantación de Chopo. Este árbol tan común en el interior de Galiza no es autóctono de nuestra comarca, donde es substituído por el Aliso, pero siempre será mejor que el innombrable. Por lo menos es un árbol caducifolio peninsular presente en Galiza.


   Es buena época para practicar los conocimientos adquiridos en fotografía durante el invierno. Aunque las bridge de sensor pequeño complican bastante la cosa. Y hoy tenía la SX60.

 Esta era una toma muy difícil para mi nivel de principiante y para mi cámara compacta. Con un poco de edición pude reducir algo esos brillos horribles del tallo del Lirio pero a consta de oscurecer el objeto principal. Debo conseguir ya un difusor para estas fotos con luz tan dura.

Foto titulada "dolor de ojos"

  En 2015 identificara unos renacuajos de Sapo común (Bufo bufo) en unos encharcamientos temporales al pie de la pista de Taraza. Hoy encontraba éstos en un lugar muy próximo:


  El punto de agua es mínimo (salgo en la foto para que podáis apreciar el tamaño del charco).


     La intuición me dice que en esta ocasión puede tratarse de Sapillo pintojo (Discoglossus galganoi), que escoge para frezar encharcamientos más pequeños que los bufo. Dentro de unos días lo comprobaré, aunque la cosa no corrre prisa pues ambas especies están ya citadas en la cuadrícula.


  Hoy estaba en modo fotógrafo y que Dios me perdone lo que acabo de decir. El otro día escribía Fran Nieto (mi profe): "Sin luz no hay vida en la fotografía". Una sentencia magistral que me quedó grabada a fuego. ¿Cómo hacer para que la luz nos muestre los detalles del objeto y no del fondo en una bridge 1/1,2 "? Esa es mi lucha diaria.


  Una opción (lección de Fran) es usar el zoom para darle protagonismo al objeto por aquello de que así reduces el ángulo de visión y, por tanto, el espacio ocupado por el fondo (más o menos era así). Es lo que intenté, sin mucho éxito, en la toma anterior.
   Otra es eliminar el fondo por ausencia de luz. No sé si esto será un crimen en fotografía artística pero con una bridge pienso que es la mejor opción. En la siguiente toma me aproveché de la sombra que daba un contenedor de basura para que el fondo se oscureciera muchísimo en contraste con el blanco extremadamente fuerte de las flores. Un poquito de DPP hizo el resto.


 En fin, que los naturalistas nos aburrimos en estos días de mediados de Marzo y hacemos el tonto pulsando botones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario