Seguidores e seguidoras

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Apocalipsis medioambiental

  Lo que veo en estos últimos años por Ferrol, por Galiza y en el Mundo entero me trae a la cabeza aquella expresión catastrofista: apocalipsis. Hoy por la mañana lo vivía en el embalse de As Forcadas, que registra un nivel bajísimo por culpa de la brutal sequía que estamos padeciendo.


     En las dos horas que estuve por allí ¿sabéis por ejemplo cuantos invertebrados pude observar? pues un montón de Avispas asiáticas, muchísimos restos de Cangrejo americano y media docena de mosquitos autóctonos alrededor de mi coche. Nada más; ni saltamontes, ni mariposas ni libélulas.
   ¿Se puede disfrutar de la Naturaleza en un lugar así? ¿Puede un naturalista ser feliz en un entorno en el que mires a donde mires sólo ves ESTO?:


    ...¿ésto?...


   ...o ¿ésto?

Entorno del embalse con monocultivo de Eucalitus globulus

  Pues podemos intentarlo, al menos. A pesar de que estamos viviendo uno de los Otoños más pobres que recuerdo, había algunas cosillas que animaron la mañana a este apesadumbrado paseante.

- Cercetas comunes (Anas crecca). Una docena o así. No las conté
- 4 Anades frisos (Anas strepera)
- 2 Patos cuchara (Anas clypeata)
- 2 Porrones europeos (Ayhtya ferina)
- 3 Agachadizas comunes (Gallinago gallinago)
- 2-3 Andarríos grandes (Tringa ochropus). Estamos probablemente con la segunda invernada de la especie registrada en Ferrol
- Un Bisbita alpino (Anthus spinoletta). Llegaron a principios de mes
- Una Lavandera enlutada (Motacilla alba yarrelli). Primer registro del año.

 Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

 Agachadiza común (Gallinago gallinago)

 Andarríos grande (Tringa ochropus)

   Por supuesto el cielo estaba encapotado y no fué fácil afotar a la activa Lavandera con tan poca luz.


Lavandera blanca británica (Motacilla alba yarrelli)

   Estoy preocupado por otra cosa: desde hace unos meses las aves se muestran extraordinariamente nerviosas y huyen del observador mucho antes de lo normal. Creo que puede ser debido a la caza furtiva. Me consta que la hay pues el año pasado sorprendía a un fulano que iba a la Becada en terreno prohibido (me asesoré con un compañero del trabajo que es miembro del coto de Valdoviño). Y hay más... Desde hace meses no veo ni huellas ni excrementos de Nutria y ya no recuerdo la última vez que vi un ejemplar cuando antes las veía aquí casi todos los años. Espero equivocarme...

  Me despido con unas fotos de Helechos. El primero es conocido para mí; creo que es el "Fento real" bastante común por aquí. Pero el segundo me llamó la atención. Aunque traje para casa varios trozos de la planta no tengo tiempo para identificarla con la guía, pero me recuerda a alguno de los helechos que me enseñara una amiga botánica en una fraga, como Dryopteris guanchica (una especie relíctica macaronésica, de ahí lo de "guanchica") o Woodwoardia radicans. Si alguien echa una mano....




  En fin, entre la situación política, la medioambiental y la familiar está la cosa como para celebraciones de Samaín.

2 comentarios:

  1. Boas, Xabi, respecto aos fentos,creo que o da ultima foto pode ser Athyrium filix-femina.

    Sobre o apocalipsis ambiental, entre os eucaliptos e máis os incendios, isto non hai por donde collelo. Espero, que nun futuro (non creo que nós o vexamos), cambie a política forestal e a cousa mellore. Polo ben dos que veñen despois de nós.

    Apertas,
    Inés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pois consultareino na guía. De todas formas hei voltar por alí.

      Eliminar