Seguidores e seguidoras

miércoles, 14 de febrero de 2018

Sony RX10 III, buscando el límite de lo imposible

  Uno de los conceptos más importantes en fotografía es la sensibilidad. Para los aficionados a la fotografía de Naturaleza (sobre todo de aves) es vital disponer de un buen rango de ISO en sus cámaras si queremos usar distancias focales largas. Además en Galiza durante el invierno la luz del sol es un bien bastante escaso, especialmente en las primeras horas de la mañana.

Amanecer en un día invernal típico de Ferrol

    El otro día amanecía una mañana de esas en las que casi te arrepientes de haber cogido el coche: frío, viento y lluvia persistente.  Pero mi tiempo libre es otro bien muy escaso, así que aproveché la circunstancia para hacer pruebas con la Sony RX 10 III. Y era la ocasión perfecta para buscar el límite de la sensibilidad, allí donde la foto deja de ser foto para convertirse en acuarela.

   Uno ha hecho miles de fotos con muchas cámaras bridge de sensor 1/2,3",  sufriendo a menudo la limitación que tenían si subías más allá de un ISO 200-400 (en las primeras) o de 800-1200 (las más modernas) pero la Sony juega otra liga, gracias a su sensor cuatro veces más grande. Una Garceta grande (Egretta alba) que tengo amaestrada se prestó voluntaria para la prueba.

 Sony RX10 III (focal 220 mm)   ISO: 2500  V: 1/250  F: 4

  Empecé la prueba con un ISO de 2500, algo impensable en las compactas pequeñas. La imagen apenas necesitó retoque para visionarse y creo que está más que aceptable. Después subí un poco más, hasta ISO 3200, una sensibilidad que no parece muy alta hoy en día con los avances tan grandes que ha experimentado la fotografía digital, sobre todo en las reflex. Sin embargo hasta hace bien poco muchas cámaras bridge ni siquiera llegaban a este ISO! Pero la Sony responde más que bien. Con un poquillo de reducción de ruido y corrigiendo algo las luces ya vale para publicar.

 Sony RX10 III (focal 22 mm)  ISO: 3200 V. 1/250  F: 5,6

   Puestos en faena me volví loco y seguí dándole a la ruedecita de la sensibilidad, hasta una cifra más propia de cámaras reflex relativamente modernas que de una compacta. En esta caso el "grano" y las aberraciones de color (en las zonas oscuras) ya empezaban a notarse más. Gracias al Lightroom pude rebajar bastante el ruido de luminancia y de crominancia, resultando una imagen final aceptable para según que cosas. Recordad que estamos hablando de un ISO de 6400 en una cámara con sensor de 1" y focal variable equivalente a 24-600 mm!

 Sony RX10 III (focal 220 mm)  ISO: 6400  V: 1/1000  F: 5,6

   Para acabar me  fuí al límite de la sensibilidad y de la razón. Lógicamente al llegar a cierto punto pues la cosa sólo sirve como foto documental y poco más. El ruido de luminancia y de color es ya muy notable e incluso trabajando con el software resulta difícil dejarla bien sin perder demasiado detalle. Pero es que hablamos de ISO 12800!!!

Sony  RX10 III (focal 220 mm) ISO: 12800  V: 1/1000   F:8

    Todas las fotos fueron tomadas bajo la lluvia, A PULSO, y están recortadas para que la garceta se vea más grande. Aún así la Sony RX 10 deja claro por qué es, en mi opinión de usuario naturalista, la mejor bridge del mercado para fotografía de Naturaleza (incluyo a la recién salida RX10 IV, con enfoque por fase y contraste).

No hay comentarios: