Seguidores e seguidoras

martes, 16 de enero de 2018

Censo de acuáticas Enero 2018; algunos datos y valoraciones

 Finalmente decidí echarles una mano a los ex-compañeros (y sin embargo amigos) de la SGHN-Ferrol con los censos de la zona. No sé cómo pero saqué tiempo para cubrir la laguna de A Frouxeira, el embalse de As Forcadas y la ría de Cedeira. Además esta mañana les acompañaba un rato para contar algunas especies especialmente complicadas en Ortigueira (con un tiempo horrible de lluvia persistente y viento).

 Pongo un relatorio por especies con lo más destacado:

- Colimbo grande (Gavia immer). Sólo 1 ejemplar avistado en la ría de Ortigueira. En Ferrol y Cedeira resultados negativos.
- Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis). Se mantiene la buena tendencia de la especie, con 129-138 ejemplares contabilizados el 16 de Diciembre. En Enero se contaron muchos menos por culpa del mal estado del mar. Falta el censo definitivo.
- Garceta grande (Egretta alba). 5-7 ejemplares en Ortigueira y 1 en Ferrol
- Avetoro (Botaurus stellaris). Yo no lo he avistado este invierno pero tampoco he ido mucho por la laguna, que tiene un nivel tal alto de agua que probablemente el o los Avetoros hayan marchado.
- Espátula (Platalea leucorodia). Especie en constante incremento que este año ha alcanzado ya los 40 ejemplares invernantes en Ortigueira (cifra de Paco Girón).
- Ansar piquicorto (Anser brachyrhynchus). Invernada histórica con un grupo de 8 ejemplares en la ría de Ortigueira, a donde llegaron en la primera semana de Noviembre
- Anade silbón (Anas penelope). Después de un registro récord el año pasado este invierno la cifra en Ortigueira ha quedado rondando los 1100 ej, que no está mal. Varios individuos más han pasado el invierno en Forcadas y la ría de Ferrol
- Anade rabudo (Anas acuta). Bajón importante con respecto a otros años. Aunque un repentino cambio en sus hábitos ha complicado los diferentes censos que se han realizado parece que este año no se superan los 80 rabudos invernantes.
- Porrones comunes y moñudos (Aythya ferina/fuligula). Desaparecidos en combate. Individuos sueltos en Forcadas. Brutal declive desde los años ochenta, cuando se podían contar varios cientos de ellos en las lagunas litorales de Doniños y Valdoviño con cierta frecuencia. Apenas llegaron unas decenas de moñudos al lago artificial de As Pontes y al balsa de decantación de Pena Porreira.
- Eider común (Somateria mollissima). Un ejemplar sedimentado en el puerto de cariño ha puesto el toque de glamour este año.

Zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis)


Ansar piquicorto (Anser brachyrhynchus)

- Avefrías (Vanellus vanellus) y Chorlitos dorados (Pluvialis apricaria). Casi ausentes. La desaparición de su hábitat favorito (prados litorales) junto con un invierno inusualmente cálido en el occidente europeo son factores determinantes.
- Ostreros (Haematopus haematopus), Zarapitos reales (Numenius arquata), trinadores (Numenius phaeopus) y Agujas colipintas (Limosa lapponica) en sus número habituales - algo bajo el real - pero circunscritos a la ría de Ortigueira.
- Aguja colinegra (Limosa limosa). Los 121 ejemplares contados hoy en Ortigueira suponen mi mayor registro de la especie en la localidad.
- Archibebes comunes (Tringa totanus) y claros (Tringa nebularia). El primero ha vuelto a alcanzar el centenar de aves en Ortigueira y el segundo supera esta cifra ampliamente, pero las adversas condiciones meteorológicas han impedido realizar un censo decente hoy.
- Andarríos grande (Tringa ochropus). Segunda invernada consecutiva en el embalse de As Forcadas con 1-2 ejemplares sedimentados desde hace meses pero que posiblemente hayan marchado con la subida del nivel debido a las fuertes lluvias de Enero. Una pena.
- Correlimos común (Calidris alpina). A la espera de un censo preciso (hoy era imposible) calculo que rondarán los 700-900 ejemplares, por el tamaño de las bandadas en vuelo. La mejor noticia de todas es la recuperación de esta pequeña limícola, que desde el año pasado cuenta con unas cifras semejantes a las de sus mejores tiempos, después de años de invernadas muy pobres. 

Correlimos comunes (Calidris alpina)

 Andarríos grande (Tringa ochropus)

  En fin, me quedo con las buenas cifras de limícolas en Ortigueira, que vuelven a brillar. Es lo que más destacaría en este censo de 2018 para el extremo norte coruñés.

De censo en Ortigueira un precioso día de verano
(Xan R. Silvar, eu e Miguel Cal. Foto: Paco Girón)


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Xavi.

Pasé la primera semana del año en Ortigueira, disfrutando también de unos buenos días veraniegos. Aunque no fui capaz de identificar a ese silbón americano, si que disfruté de todo lo demás. Pero, ni en tu anterior entrada sobre la Ría ni en esta, vi que hicieras referencias a ellas; tampoco sé si es una cita interesante. El día 3 de enero había dos barnaclas carinegras acompañando al ansar común. Intentamos localizarlas los días posteriores, junto con los pajareros locales, pero no volvimos a verlas.

Un saludo. A ver si la próxima tengo la suerte de coincidir contigo.

Jesús

Xabier Prieto Espiñeira dijo...

Hola, Jesús (Risueño, imagino, que nunca ponéis los apellidos). Perdona que no te contestara antes pero no sé por qué demonios tu comentario fué a la bandeja de Spam.
No ví el silbón americano, pero es que eso difícilmente se puede ver cuando tienes que censar un bando de mil bichos a toda leche, antes de que llueva más o de que vuelva el Azor y te levante todo de nuevo. Yo soy censador y los censadores sólo pillamos rarezas cuando van solitarias, pero en bandos grandes es muy difícil, o no censaríamos nada.
Las barnaclas (que ya son más fáciles de observar) no las he visto, pero es que apenas estuve tiempo por allí.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Disculpa Xabier.

Llevas razón; Risueño. Fui de sobrado y me consideré conocido, nivel Donald, Mariano o Carles. Como mi saludo llamándote Xavi; conozco varios con B y con V y también me pasé de frenada, por no leer con tranquilidad las cosas. Sabrás disculpar, seguro.

Tampoco invierto mucho yo en ver una rareza; si se deja ver se agradece pero, con pocas oportunidades de asomarme a la Ría, prefiero pasarme el rato entretenido con la actividad que nunca falta.

Jesús Risueño

Xabier Prieto Espiñeira dijo...

Hombre, conocido eres, jaja... Pero hay que poner los apellidos siempre que se escribe. Eres seguidor de Bichos desde hace años y ya sabes que odio tener que investigar quién es el que me escribe.
Con respecto a lo de "Xavier" te digo muy sinceramente: cuánto tienen que aprender los gallegos de los de fuera!! (sean catalanes, madrileños, castellanos o vascos,..) Las peores faltas de respeto hacia mi nombre o hacia la toponimia vienen siempre por parte de gallegos (Como M. Rajoy diciendo "Sangenjo" la emana pasada). Con lectores de fuera jamás he tenido problemas y soléis ser muy respetuosos con estas cosas, y un fallo lo tiene cualquiera.
Un abrazo, Jesús.
PD: De hecho a uno de los más fervientes y entusiastas seguidores del blog, nativo de Ferrol, aún le cuesta escribir bien mi nombre, soltando lo de Javier bastante a menudo. Ese es el nivel de autoodio que tenemos.

Inés G. dijo...

Boas Xabi, que gusto cando podo desfrutar do blog dende o PC. As fotos así son unha marabilla.

Desculpa que non escriba tanto no blog, pero ando a mil. Iso si, un vistazo sempre cae, hehe.

Apertas,
Inés G. de Castro

Xabier Prieto Espiñeira dijo...

Bon, as fotos deste post en concreto tampouco son para botar foguetes, hehe pero tes razón no que dis. Cando navego en Internete, emprego o móbil só para leitura (opinións, prensa, comentarios, etc). Se quero ollar fotos de blogues sempre espero a velos no computador. A diferenza é abismal.

Alvaro Fernández Polo dijo...

Gran traballo, Xabi, como sempre. Dis que as fotos non son para botar foguetes, pero pola do Andarríos grande, e non é por levarche a contraria, eu botaría un par deles. Unha aperta.

Xabier Prieto Espiñeira dijo...

Un bilurico fastidiado de pillar, moito máis desconfiado que o seu primo hypoleucos. Seguramente por ese motivo a foto ten certo mérito, pode ser.