Seguidores e seguidoras

martes, 21 de mayo de 2019

Bushnell Legend Ultra HD 10x42, prueba de campo

 Tocaba renovar con urgencia mis viejos Minox, heridos en mil batallas, y por fin he podido permitírmelo. Así, este domingo estrenaba mis nuevos Bushnell Ultra HD 10x42 (pongo fotos de Internet porque se ven mejor así).


  Los Minox me costaran algo más de 90.000 pesetas de entonces, unos 550 euros actuales (una pasta hace casi veinte años) y aunque estaban un escalón por debajo de las marcas "top" como Swaroski o Leica eran de lo mejor del mercado. En algún sitio había leído que Minox era casi una especie de "marca blanca" de Leica, más económica. Cómo ha evolucionado todo. Ahora es abrir Internet y literalmente volverse loco con la variedad y calidad de productos.

  La única palabra que se me ocurre para definir a estos Bushnell Ultra HD es EXCELENCIA. Más ligeros, más pequeños, más baratos y se ven mejor que con los Minox. Siendo quisquilloso hay varios detalles que no me gustan:
  • El forro de goma estriado (coge más suciedad que uno liso). A cambio da mejor agarre.
  • Las tapas frontales tiene un anclaje mejorable en mi opinión; algo que descuidan habitualmente los fabricantes.
  • La correa es extremadamente difícil de introducir por las orejetas de la carcasa. De hecho tuve que cortar los extremos en punta para poder meterlos, lo que obliga a quemarlos después para sellar la fibra. He tenido muchos binoculares y nunca jamás me había pasado algo así.


  Por lo demás, rozan la perfección. Yo uso gafas y no es lo mismo mirar por prismáticos con gafas que sin ellas pero el grado de contraste, luminosidad y definición en los bordes de estos Buschnell es inconcebible cuando recordamos el precio de coste: 290 euros!! Cristales tratados con fluorita o estanqueidad con nitrógeno son prestaciones que antes sólo tenían las ópticas de alta gama pero que ahora están disponibles en muchos prismáticos de gama media. Su distancia de enfoque mínima (1,9 m), más corta aún que en los Minox, es también algo muy importante para observación de libélulas, mariposas o reptiles.

   He mirado por prismáticos Leica o Swaroski pero en mi opinión la diferencia de precio es tan abismal que me parece un disparate gastarse 2000 euros teniendo esta maravilla por 300. Y me comenta la gente que otras marcas nuevas como Kite o Delta Forest ofrecen igualmente una relación calidad-precio impensable años atrás, algo que beneficia a los usuarios. No obstante en estas cosas el gusto personal también es muy importante, pero estos Bushnell Ultra HD son una auténtica joya.

PD: A menudo me piden que no publicite los nombres de las marcas porque les hago publicidad gratuita y no les falta razón. Sin embargo yo valoro más la utilidad que mis opiniones o pruebas puedan tener para otros compañeros naturalistas y si puedo ayudar a que un colega ahorre un dinerillo, encontrando una cámara (prismáticos en este caso) que se ajuste a sus necesidades estaré encantado de ayudar, igual que otros me ayudan a mí siempre que quiero hacer una compra.

domingo, 19 de mayo de 2019

Más cosas de Moeche

   Seré sincero. El principal motivo de que esta Primavera vaya tanto por Taraza o Moeche es que no quiero morir sin publicar fotos propias de armiño (Mustela erminea). Porque estas zonas reúnen buenos hábitats de prado y cuentan con buenas poblaciones de micrótidos como la rata de agua (Arvicola sapidus), sus presas favoritas. Y estamos en unas fechas óptimas para el avistamiento de armiños, aunque con esta niebla poco se podía ver a primera hora:


  Que conste que ciertas cosas es mejor no verlas.

Oleo sobre lienzo titulado "Cruce de cables", de la colección Galicia armónica

  Hoy dediqué especial atención a la búsqueda de un papamoscas gris (Muscicapa striata) observado anteayer en las cercanías de esta chopera. Pero ya no estaba.

 Chopera de repoblación

  La niebla fue desapareciendo y ya podía reconocer mis transectos habituales:



  Llevaba la Nikon B700, que se está revelando como la mejor bridge para uso exclusivamente ornitológico de las que he probado. Tomas imposibles con otras compactas debido a la distancia se vuelven posibles con sus brutales 1440 mm de focal sumados a una excelente posibilidad de edición y recorte de las imágenes.

 Alcaudón dorsirrojo - Nikon B700 (foto recortada). Distancia: 140 m

Alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) Distancia: unos 40-50 m
Nikon B700 focal 258 (1440 mm)  ISO: 110  V: 1/640  F: 6,5

   En la chopera un macho de alcaudón se volvió loco delante de una hembra y realizó todo el display de cortejo. Estos no pierden ni un minuto en cuanto llegan a sus territorios.



  Las especies residentes ya han sacado adelante sus primeras polladas y nuestros campos empiezan a poblarse con volantones de tarabilla, mirlo o zorzal.

Zorzal común (Turdus philomelos) joven

   Otros están a punto de salir del nido. Una pareja de escribanos que tengo controlada alimentaban a sus pollos con orugas de mariposa.

Escribano soteño (Emberiza cirlus) con ceba para pollos

   Por supuesto todas estas observaciones de reproducción serán subidas al noticiario de la SGO e incorporadas también al atlas de aves reproductoras de la SEO si aún no han cerrado el plazo. Bichos e demáis familia es un blog naturalista y por tanto su información se comparte siempre para que esté a disposición de los investigadores.

Petirrojo (Erithacus rubecula) con su tesoro

Gorrión común (Passer domesticus)

   Me despido con la foto de una chopera. Arbol alóctono en la comarca de Ferrol, donde no crece de manera natural, pero que es bienvenido por mi parte visto lo que hay.

viernes, 17 de mayo de 2019

Controlando aves comúns (e non tan comúns) por Moeche

 Aproveitando o feriado deste 17 de Maio, día das nosas letras, achegueime outra vez ao val do Xuvia, desta volta ao seu paso por Moeche.


   Nestas veigas de Moeche perviven algunhas das paisaxes agropecuarias mellor conservadas da comarca de Ferrol, adicadas sobre todo á gandeiría sostíbel. Afortunadamente semella que non chegou aínda a obsesión polo monocultivo de millo (maínzo, dicimos en Ferrol) nin o glifosfato.


  Realicei os meus transectos de control habituais, unha parte deles por pistas asfaltadas e outra por pistas de terra, desfrutando dos campos en plena floración.
    A pesar de todo, moitas especies desapareceron desque coñecín esta zona, aló por 1987. Tartaraña cincenta, cuco, paspallás, rula, lavandeira boieira, papuxa común ou folosa pintada son hoxe especies extintas ou a piques de selo. Outras novas chegaron para se quedar.


  O picanzo vermello (Lanius collurio) acaba de chegar esta semana procedente de África. Hoxe vin cando menos 2-3 machos e 1 femia en varios territorios de cría tradicionais. Os machos non perden nin un segundo e comezan cantar en canto aterrizan aquí (un canto ben cativo e con "estrofas" copiadas doutras especies, todo hai que dicilo)


     Estoutro cantaba ao "micrófono" baixo a chuvia (para todo hai que valer):

 Picanzo vermello cantando

  Os paxaros residentes están xa coa reprodución moi avanzada. Moitas especies andan ocupadas frenéticamente na alimentación dos polos:

 Escribenta liñaceira (Emberiza cirlus) femia con bicada

 Chasca común (Saxicola rubicola) macho con polo voantón

     Os mamíferos tamén colaboran na tarefa da procreación. A vaca é para min a especie animal máis importante de Galiza, por moitos motivos.

Vaca con becerro 

Vacas pacendo baixo un forte chaparrón

 Sempre que vou a Moeche o tempo pasa voando. Non canso de pasear, aínda nun día chuvioso coma éste de mediados de Maio.

Paisaxe de Moeche