Seguidores e seguidoras

lunes, 6 de julio de 2020

Turberas de Xistral, palabras mayores

   Ayer domingo tenía pensado hacer un muestreo de libélulas en las canteras de Begonte (Lugo) pero al llegar me encontré con ésto:


  La empresa propietaria había vallado todo el contorno prohibiendo el acceso. Así que cambié de idea y decidí subir a la sierra de O Xistral, al norte de la provincia lucense.


  Este antiguo macizo, que rebasa ligeramente los 1000 m de altitud, es uno de los más interesantes de España  por su geología, flora y fauna. En sus cumbres se encuentran las únicas turberas de cobertor de la Península junto con las de O Buio, muy próximas al Xistral (1). Aunque yo suelo visitar sólo las denominadas turberas altas, mucho más interesantes desde el punto de vista faunístico y que ocupan amplias extensiones especialmente en torno a los 700-800 m de altura.

Páramo de montaña con brezales y turberas

 Charca de turbera


  El agua está presente en el subsuelo, en las charcas y en los numerosos arroyos que las atraviesan.

Arroyo de turbera

    En estos hábitats pantanosos debemos estar atentos a medida que avanzamos por los bordes, siempre con sumo cuidado para no hundirnos. Entonces la vida se mostrará ante nuestros ojos.

 Galería de rata de agua (Arvicola sapidus)

   A ras del suelo, sus inconfundibles galerías nos indican la presencia de rata de agua, un micrótido que está desapareciendo en muchos lugares. Posadas entre la vegetación podemos avistar libélulas como Ceriagrion tenellum, Coenagrion mercuriale u Orthetrum coerulescens.

 Pareja de Coenagrion mercuriale

Orthetrum coerulescens, macho

   En el agua nadaban larvas jóvenes de tritón jaspeado, algunas de apenas una o dos semanas, otras algo más desarrolladas. En cualquier caso se notaba la diferencia fenológica respecto a las encontradas el otro día en O Forgoselo, por ser O Xistral un lugar mucho más frío.

 Larvas de Tritón jaspeado (Triturus marmoratus)

  Y esto no lo había visto nunca: una larva de ditisco había capturado otra de libélula!

Larva de Ditisco (Ditiscus marginalis) comiendo larva de libélula

  Aunque hay varias especies parecidas creo que se trata de un Ditisco común (Ditiscus marginalis). La larva de libélula debe ser de Anax imperator u Orthetrum coerluscens, que son los únicos anisópteros que he observado allí. Entonces, pues, podemos considerar a las larvas de ditisco como un pequeño superdepredador de la charca.

Y entre las matas de brezo encontré las joyas de la sierra, bien camufladas entre la vegetación:

 Lagartijas de turbera en su hábitat

 Lagartija de turbera (Zootoca vivipara)
Sony RX10 III focal 600 mm   ISO:100   V:1/400   F:4

  Esta lagartija tiene una amplísima distribución por todo el centro y norte de Eurasia, traspasando incluso el Círculo Polar Artico. Eso nos da una idea de sus preferencias ecológicas, que en la Península sólo encuentra por la montaña cántabro-pirenaica.


  En los últimos años se está avanzado mucho en el conocimiento de su distribución por el norte de Lugo e incluso en la provincia de Coruña, donde la sierra de Faladoira/Coriscada marca su límite ibérico occidental (2). En estos montes se encuentra a partir de sólo 400 m de altitud, gracias al verano tan fresco que ofrece el Cantábrico occidental.

 Lagartija de turbera (Zootoca vivipara)

  Aunque dispongo de permiso de la Xunta no me gusta manipular animales pero en esta ocasión hice una excepción para poder fotografiar mejor este amenazado reptil.

 Lagartija de turbera, vista ventral mostrando collar aserrado

  Porque su hábitat está desapareciendo rápidamente. Décadas atrás la proliferación de parques eólicos provocó la eliminación o alteración de muchas de estas turberas y brezales; ahora la nueva amenaza se llama eucaliptización con nitens, que cubre ya muchas laderas y cumbres.

Lagartija de turbera (Zootoca vivipara

    Cuando vayáis a votar el día 12 acordaos de qué partido ha gobernado durante casi 40 años en Galiza, enriqueciendo a sus amigos con la destrucción de nuestro patrimonio natural.

Lagartija de turbera (Zootoca vivipara)
Sony RX10 focal 120 mm   ISO:200   V:1/250   F:5

 A pesar del PP y del maltrato que le da la Administración, O Xistral nos ofrece aún paisajes únicos, que ayer visitaba de nuevo, casi por casualidad.

Paisajes de O Xistral

Aspecto del piso colino. Al fondo línea de cumbres

  Como veis no salió mal la improvisación.

(1) Humedales de Galicia (Xunta de Galicia 2002)
(2) Arzúa Piñeiro, M. y Prieto Espiñeira, X. 2011. Zootoca vivipara (Jacquin 1787) in Atlas de Anfibios e Réptiles de Galicia. Sociedade Galega de Historia Natural. Santiago de Compostela:20-21

sábado, 4 de julio de 2020

De vuelta a la turbera

   Estos días pasados el dolor causado por las hernias cervicales me ha tenido bastante fastidiado y malhumorado (quizá el cuerpo se empieza a adaptar a la medicación). Cuando estoy así, mirar hacia arriba se vuelve una tortura y los prismáticos colgados al cuello me pesan como si fuesen de plomo. Sin embargo pasear sólo con la cámara al hombro y mirando para abajo, resulta bastante más llevadero. La sierra de Forgoselo, próxima a Ferrol, es un lugar ideal para este tipo de paseos.


  Esta mañana sorprendí un par de perdices rojas al borde de un brezal. Como en el caso de los conejos desconozco si son autóctonas o soltadas por los cazadores.


Perdices rojas (Alectoris rufa)

 Brezales y tojales de montaña

   Después me puse en "modo herpetólogo" y realicé varios muestreos en charcas y turberas conocidas, que cuentan con buenas poblaciones de anfibios.

 Charca estacional típica de montaña

 Charca de turbera con abundante vegetación acuática

  Si hay un taxón botánico representativo de las turberas europeas es el brezo de turbera. En Galiza existen dos especies que responden por ese nombre: Erica tetralix y Erica mackaiana, y que se diferencian sobre todo por la forma más o menos enrollada del envés de sus hojas. Reconozco que me cuesta verlo en las fotos pero creo que ésta de la foto es una tetralix. Corrijan los expertos.

Brezo de turbera (Erica tetralix)

  Estas aguas ácidas y superficiales no gustan al tritón palmeado (Lissotriton helveticus), que prefiere grandes charcas o lagunas mejor oxigenadas. Sin embargo el tritón ibérico (Lissotriton boscai) es un huésped habitual. También encontraba hoy larvas de tritón jaspeado (Triturus marmoratus) de unos dos meses de edad. Los adultos han pasado ya a vida terrestre, como las salamandras.

 Tritón ibérico (Lissotriton boscai) macho en el agua

Tritón ibérico (Lissotriton boscai) capturado en Marzo de 2015

Donde hay larvas de anfibios hay depredadores y el Barquero de espaldas o Notonecta es uno de los más temibles de todos.

 Barquero de espaldas (Notonecta glauca) Orden: Hemiptera
Sony RX10 focal 580 mm  ISO:1000    V:1/250    F:5

  A diferencia de las Corixa, otra especie de chinche acuática, las notonecta nadan de espaldas y son carnívoras. Al igual que los escarabajos buceadores (que son coleópteros, ojo) respiran aproximando el extremo del abdomen a la superfice del agua, como podemos apreciar en esta imagen:


    Esta diminuta Rana bermeja recién metamorfoseada se ha librado ya de notonectas y ditiscos, pero ahora tendrá que escapar de los depredadores terrestres.

 Rana bermeja (Rana temporaria) metamórfica

  Estos montes de tierra arenosa y pedregosa son un hábitat muy favorable para ciertos anuros que gustan de suelos sueltos y tienen costumbres lapidícolas. Especies como el sapo partero o el sapo corredor, que aún mantienen buenas poblaciones en O Forgoselo.

 Sapo partero (Alytes obstetricans)

Sapo corredor (Epidalea calamita)

  Cientos de renacuajos de corredor se apelotonaban en una charca muy menguada de nivel (la de la foto Nº 5). Probablemente muchos morirán pero es una especie que ya vive "al filo de la navaja". Criar en estas charcas superficiales  tiene su riesgo pero elimina competencia.

Renacuajos de sapo corredor (Epidalea calamita)

 Un paseo relajado, respirando aire puro y que me ha venido de maravilla.

miércoles, 1 de julio de 2020

Gaivotóns (Larus marinus) reprodutores, malas novas

 Como lembraredes o ano pasado unha parella de gaivotóns (Larus marinus) aniñara nun peirao da factoría de Navantia en Ferrol onde había tamén unha pequena colonia de gaivotas patimarelas (ver). Os polos naceron pero desapareceron "por causa descoñecida". E onte entrei no peirao, acompañado por dúas persoas e con autorización da Empresa, para facer unha mostraxe de control.


    Para a nosa sorpresa non achamos nin ún so indicio de cría, tanto de gaivotón coma de patimarela. Non había polos, ovos nin niño ningún. Nestas alturas a colonia debería estar chea de pitos de gaivota e os gaivotóns deberan estar a chocar.

 Peirao abandonado onde estaba a colonia

  A parella de gaivotóns seguen moi aquerenciadas do lugar e miraban cara nós, tranquilos e confiados. Todo indica que se perdeu a tempada de cría este ano.


  Tamén estaban as patimarelas residentes, que até non se mostraban moi agresivas connosco. Quizá porque o seu inimigo é outro: os gatos asilvestrados que hai na factoría. Teño constancia da sua actividade predatoria sobre paseriformes autóctonos coma liñaceiros ou lavandeiras (non é raro atopar algún paxaro sen cola) e tamén sobre os migrantes que paran no asteleiro durante as migracións. E resulta moi probable que sexan os causantes tamén desta misteriosa extinción de gaivotas dun ano para outro. De feito cando entramos a explorar saíron dous gatos do peirao, que deberon atopar un oco na verxa que o pecha.


  Se a Empresa ten algún interese en conservar esta parella de gaivotón reprodutora, así como as outras especies de aves autóctonas, resulta evidente que debe eliminar a ameaza permanente que supoñen os gatos asilvestrados (e que orixinan tamén moitos problemas de hixiene e salubridade en talleres ou vestiarios). Por moi impopular que sexa a medida diante dos sectores animalistas.

 Gaivotón (Larus marinus) residente en Ferrol

  A min góstanme os gatos sempre que estean na casa dún. Libres na Natureza son un perigo para a fauna e debemos consideralos coma unha especie invasora máis, porque é exactamente o que supoñen para o medio. Insisto, se Navantia aposta pola conservación e quere protexer as aves autóctonas na factoría debe tomar en serio o problema dos gatos asilvestrados e erradicalos.

Parella de gaivotóns diante da fragata "Blas de lezo" (fabricada por nós)

  Esta tempada está perdida para os nosos gaivotóns. O que ocorra en 2021 dependerá en grande medida do que faga a Dirección que, penso, vai recebir xa algunha recomendación ao respecto.