Seguidores e seguidoras

miércoles, 18 de enero de 2012

Observaciones variadas

 Durante los censos de acuáticas la única prioridad es contar aves. Las mareas, la lluvia, o los "espantapájaros" de turno, no dan tregua y no hay tiempo para recrearse con fotografías y demás florituras. Son pocos los momentos de relax, aunque siempre surgen pequeñas pausas, para comer o para darle un par de besos a la cámara nueva...

 Si además el colega Manuel Carregal te cede unas fotos, pues ya tenemos material para una entrada nueva. Esta es de unos Ánades rabudos (Anas acuta), que se han vuelto visitantes regulares en la ría de Ferrol. Este año se han contado cinco ejemplares, siempre en la zona de Neda


 Y aunque las estrellas de la ría son los Zampullines cuellinegros, también tenemos Zampullines comunes (Tachybaptus ruficollis). Aparecen siempre en pequeño número repartidos por diferentes ensenadas y embarcaderos de la ría. Algunos ya muestran su bonito plumaje nupcial (moi chula a foto, Manolo, graciñas!)



 La semana pasada, en Cedeira, pudimos observar varias Pollas de agua (Gallinula chrloropus), o Gallinetas, que es como se llaman ahora (casi mejor.... y vamos a dejar este tema). Permanecen siempre muy cerca de la protección del carrizal



 Ayer por la ría de Ortigueira, una vez finalizado el censo, saqué tiempo para tirar una foto muy mala de las Serretas medianas (Mergus serrator).



 O estas Agujas colinegras (Limosa limosa), acompañadas por un Zarapito trinador (Numenius phaeopus).


 En fin yo iba a lo que iba. Para sacar buenas fotos ya disponemos en Ferrol de un buen elenco de fotógrafos magníficos. Como el gran Álvaro Fernández Polo, uno de los más veteranos, y fotógrafo de referencia para todos los aficionados a la Naturaleza.

 En Ortigueira me encontré con el y estuvimos un buen rato juntos. Me contaba las batallitas de antes, cuando sólo tenían carretes Kodak 64 ISO, o cuando había que andar siempre con trípode porque no existían estabilizadores ni hostias en vinagre.. Nada que ver con las facilidades de que disponemos ahora, en todos los aspectos.  Creo que charlando media hora con gente como él aprendes más de fotografía que haciendo un curso de treinta horas.

 Álvaro, con el armamento pesado montado en un trípode, a punto de derribar un helicóptero.. Parece que tenía remordimientos...


 Un fantástico fotógrafo y mejor persona, siempre es un placer coincidir con él.

 Hasta otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario