Seguidores e seguidoras

domingo, 23 de junio de 2013

Otro Apus pacificus?

  Pues ha llegado el verano.... El astronómico, quiero decir.


   Esta mañana Antonio Gutiérrez y yo compartíamos sensaciones sobre este interminable invierno que parece no querer terminar jamás. Desde luego no se puede decir que haya hecho frío, pero es que la sucesión de borrascas, una detrás de otra, no se ha interrumpido desde Octubre (salvando algún mínimo "oasis" de dos o tres días anticiclónicos). Cuando no llueve, está cubierto y con viento, como esta mañana. En la orilla de la laguna de A Frouxeira, Antonio y yo íbamos equipados talmente con indumentaria de invierno.
 Os puedo asegurar que es algo horrible, para los que gustamos de la luz y el sol.


 El se fué y yo me quedé un poco más. Aproveché para visitar la orilla SW; la menos conocida por los observadores locales (y por los domingueros, afortunadamente!)


   Me entraron ganas de "hacer el jabalí", y me interné en el cañaveral, para controlar el fondo de lo que yo denomino "Baía da Lontra" (Bahía de la Nutria).


  Cuando más concentrado estaba, apareció la famosa Cigüeña negra (Ciconia nigra) que lleva unos días de turismo por aquí, haciendo las delicias de los bimberos. Gracias al trabajo impagable de Antonio, sabemos que es una Cigüeña polaca, anillada como pollo el año pasado.


  Una pena el día tan malo que hacía. Además la Cigüeña apareció varias veces volando muy cerca de mí, pero a contraluz totalmente. En ese momento eché de menos la reflex, que para aves en vuelo es muchísimo más rápida, pero ni con esas creo que lograría hoy sacar una foto decente, dadas las condiciones.


Cigüeña negra (Ciconia nigra)

 Fué salir la Cigüeña de su "reposadero de pleamar", y levantaron también 8 Garzas reales (Ardea cinerea) desde el carrizal y un Águila pescadora (Pandion haliaetus) desde el "bosque". No tengo claro si se ha quedado una sola o las dos que se veían en Mayo.

Aguila pescadora (Pandion haliaetus)

 La semana pasada disfrutaba de lo lindo en la soleada Castilla. Allí sueles ver siempre lo que esperas ver, como tiene que ser en cualquier ecosistema. Pero en la costa gallega, dado el lamentable estado de conservación, eso no ocurre jamás.  Sin embargo, gracias a su privilegiada situación, en plena ruta migratoria, puedes ver la cosa más sorprendente.

 Mientras tomaba las panorámicas que acabáis de ver, cogí los binoculares para echar un visual y me llamó la atención un vencejo llamativamente claro en cabeza y cuerpo. Al girar ví que tenía una extensa mancha blanca en la zona del obispillo.  Intenté la toma de una foto y, mientras configuraba la cámara, perdí la ocasión de poder identificar bien al ave. Además para entonces ya estaba muy lejos. Disparé como pude y salió este engendro:


 En fin, siento mucho publicar esto. En Junio de 2010 no disponía de cámara pero conseguía la certeza para identificar lo que sin duda ninguna era un Vencejo del Pacífico (Apus pacifficus, una mega-rareza de esas que se ven cada cien años, como el cometa Halley). Hoy prioricé la consecución de una prueba documental en vez de una identificación visual segura. Y, al intentarlo con una cámara bridge, no logré ni una cosa ni la otra. Cosas que pasan...
   Desde luego, si el ave observada en 2011 era, con toda seguridad, un Apus pacifficus ( a pesar de que no se va a homologar nunca), en este caso no puedo asegurarlo. Hay ejemplares de Apus apus que muestran leucismo parcial, y pueden ser muy parecidos, como tuve ocasión de comprobar yo mismo el año pasado. Aunque esta imagen tan mala parece insinuar, con un poco de voluntad,  que la mancha en el obispillo es ancha y se extiende bajo la axila, un rasgo bastante diagnóstico de A.pacifficus.
   Imagino que en breve toda una legión de pajareros aparecerá por A Frouxeira para intentar confirmar o desmentir esta posibilidad. Les deseo, sinceramente, toda la suerte del mundo.

  Os dejo con este simpático volantón de Petirrojo (Erithacus rubecula), que posó para mí el otro día. La observación más bonita de todas.

Petirrojo (Erithacus rubecula), pollo volantón

 Hasta la próxima!


2 comentarios:

  1. Que sorte veres a cigoña negra...hai tempo que non vexo ningunha...e o pequeño de paporrubio é precioso. Respecto ao Apus...non hai dous sen tres...quizáis a seguinte saia mellor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazas Inés. A Cigoña negra ten aparecido outras veces por aquí. Pero que conste que para min estas observacións teñen un interese relativo. Non deixan de ser animais alleos á fauna autóctona que, iso si, provocan o gozo dos bimbeiros locais.
      Pero desde o ponto de vista naturalista, non deixa de ser unha sinxela anomalía.
      Unha aperta, moza.

      Eliminar