Seguidores e seguidoras

martes, 16 de enero de 2018

Censo de acuáticas Enero 2018; algunos datos y valoraciones

 Finalmente decidí echarles una mano a los ex-compañeros (y sin embargo amigos) de la SGHN-Ferrol con los censos de la zona. No sé cómo pero saqué tiempo para cubrir la laguna de A Frouxeira, el embalse de As Forcadas y la ría de Cedeira. Además esta mañana les acompañaba un rato para contar algunas especies especialmente complicadas en Ortigueira (con un tiempo horrible de lluvia persistente y viento).

 Pongo un relatorio por especies con lo más destacado:

- Colimbo grande (Gavia immer). Sólo 1 ejemplar avistado en la ría de Ortigueira. En Ferrol y Cedeira resultados negativos.
- Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis). Se mantiene la buena tendencia de la especie, con 129-138 ejemplares contabilizados el 16 de Diciembre. En Enero se contaron muchos menos por culpa del mal estado del mar. Falta el censo definitivo.
- Garceta grande (Egretta alba). 5-7 ejemplares en Ortigueira y 1 en Ferrol
- Avetoro (Botaurus stellaris). Yo no lo he avistado este invierno pero tampoco he ido mucho por la laguna, que tiene un nivel tal alto de agua que probablemente el o los Avetoros hayan marchado.
- Espátula (Platalea leucorodia). Especie en constante incremento que este año ha alcanzado ya los 40 ejemplares invernantes en Ortigueira (cifra de Paco Girón).
- Ansar piquicorto (Anser brachyrhynchus). Invernada histórica con un grupo de 8 ejemplares en la ría de Ortigueira, a donde llegaron en la primera semana de Noviembre
- Anade silbón (Anas penelope). Después de un registro récord el año pasado este invierno la cifra en Ortigueira ha quedado rondando los 1100 ej, que no está mal. Varios individuos más han pasado el invierno en Forcadas y la ría de Ferrol
- Anade rabudo (Anas acuta). Bajón importante con respecto a otros años. Aunque un repentino cambio en sus hábitos ha complicado los diferentes censos que se han realizado parece que este año no se superan los 80 rabudos invernantes.
- Porrones comunes y moñudos (Aythya ferina/fuligula). Desaparecidos en combate. Individuos sueltos en Forcadas. Brutal declive desde los años ochenta, cuando se podían contar varios cientos de ellos en las lagunas litorales de Doniños y Valdoviño con cierta frecuencia. Apenas llegaron unas decenas de moñudos al lago artificial de As Pontes y al balsa de decantación de Pena Porreira.
- Eider común (Somateria mollissima). Un ejemplar sedimentado en el puerto de cariño ha puesto el toque de glamour este año.

Zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis)


Ansar piquicorto (Anser brachyrhynchus)

- Avefrías (Vanellus vanellus) y Chorlitos dorados (Pluvialis apricaria). Casi ausentes. La desaparición de su hábitat favorito (prados litorales) junto con un invierno inusualmente cálido en el occidente europeo son factores determinantes.
- Ostreros (Haematopus haematopus), Zarapitos reales (Numenius arquata), trinadores (Numenius phaeopus) y Agujas colipintas (Limosa lapponica) en sus número habituales - algo bajo el real - pero circunscritos a la ría de Ortigueira.
- Aguja colinegra (Limosa limosa). Los 121 ejemplares contados hoy en Ortigueira suponen mi mayor registro de la especie en la localidad.
- Archibebes comunes (Tringa totanus) y claros (Tringa nebularia). El primero ha vuelto a alcanzar el centenar de aves en Ortigueira y el segundo supera esta cifra ampliamente, pero las adversas condiciones meteorológicas han impedido realizar un censo decente hoy.
- Andarríos grande (Tringa ochropus). Segunda invernada consecutiva en el embalse de As Forcadas con 1-2 ejemplares sedimentados desde hace meses pero que posiblemente hayan marchado con la subida del nivel debido a las fuertes lluvias de Enero. Una pena.
- Correlimos común (Calidris alpina). A la espera de un censo preciso (hoy era imposible) calculo que rondarán los 700-900 ejemplares, por el tamaño de las bandadas en vuelo. La mejor noticia de todas es la recuperación de esta pequeña limícola, que desde el año pasado cuenta con unas cifras semejantes a las de sus mejores tiempos, después de años de invernadas muy pobres. 

Correlimos comunes (Calidris alpina)

 Andarríos grande (Tringa ochropus)

  En fin, me quedo con las buenas cifras de limícolas en Ortigueira, que vuelven a brillar. Es lo que más destacaría en este censo de 2018 para el extremo norte coruñés.

De censo en Ortigueira un precioso día de verano
(Xan R. Silvar, eu e Miguel Cal. Foto: Paco Girón)


viernes, 12 de enero de 2018

Censo de aves acuáticas en la Ría de Cedeira

   No iba a censar en una temporada pero los amigos de la SGHN- Ferrol tienen problemas logísticos este año y me han pedido que les echara una mano, así que he sacado tiempo de donde no lo tenía para censar la ría de Cedeira esta mañana (a Paco Girón no puedo decirle que no).

 Pueblo de Cedeira. Al fondo Sierra de A Capelada

Estuario típico de las rías gallegas

  La eucaliptización tiene en esta ría uno de sus mejores exponentes, con monstruosas plantaciones de Eucaliptus globulus hasta el mismo borde del mar. Además del terrible daño ecológico supone un impacto visual y paisajístico que contradice el tópico de "Galiza verde" (un tópico falaz alimentado por los amigos peperos de Ence y asumido con naturalidad por el pueblo gallego).

 Playa de Vilarrube (Valdoviño)

    Pero si el PP arrasa en cada convocatoria electoral gallega será porque somos lo que somos y la materia prima neuronal del cerebro gallego no da más de sí (mirad imágenes de Gales o de la Bretaña francesa para ver como debería ser nuestra tierra).

Carrizal en el río Condomiñas

 Centrémonos en el censo:

-. 3 Zampullines chicos (Tachybaptus ruficollis)
- 6 Garcetas (Egretta garzetta)
- 2 Garzas reales (Ardea cinerea)
- 6 Cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo)
- 1 Cisne vulgar (Cygnus olor), especie invasora que lamentablemente ya es reproductora en la provincia coruñesa
- 107 Azulones (Anas platyrhynchos)
- 58 Anades frisos (Anas strepera), probablemente son ejemplares del lago de Valdoviño, que abandonan el humedal cuando el nivel del auga es tan alto como ahora (cosas que ni saben ni quieren saber los mamones de la Xunta)
- 5 Cercetas (Anas crecca)
- 1 Gallineta (Gallinula chloropus)
- 18 Andarríos chicos (Actitis hypoleucos)
- 57 Gaviotas patiamarillas (Larus michahellis)
- 22 Gaviotas sombrías (Larus fuscus)
- 1 Gavión (Larus marinus)
- 17 Gaviotas reidoras (Croicocephalus ridibundus)
- 1 Charrán patinegro (Sterna sandvicensis)

  No son acuáticas pero también aparecieron:

- 1 Martín pescador (Alcedo atthis)
- 2 Nutrias (Lutra lutra) en Ferrerías
- 3 Aviones roqueros (Ptyonoprogne rupestris) en el puente del río Ferreira

 Gallineta (Gallinula chloropus)

 Azulones (Anas platyhynchos)

 Anades frisos (Anas strepera)

     Hubo un  tiempo en que las playas gallegas eran lugar de reposo para bandos enormes de cientos o incluso miles de gaviotas patiamarillas y sombrías, a las que a veces se sumaban grupos de Correlimos, Ostreros y otras limícolas. Era, claro, antes de que llegara la peste mascotera, que cuenta con la permisividad absoluta de las diferentes administraciones. Ahora las gaviotas y limícolas han abandonado nuestras playas (algunas dentro de espacios supuestamente protegidos), donde no encuentran la suficiente tranquilidad para descansar.

    Os dejo con una imagen habitual que sufrimos los ornitólogos todos los días del año en cualquier playa gallega. Una imagen que nos explica en un segundo el proceso de privatización de nuestros espacios naturales perpetrado por los mascoteros urbanitas con el beneplácito de la Xunta.

Playa de A Magdalena un día cualquiera.

sábado, 6 de enero de 2018

Ultima hora: La laguna de Valdoviño con máximo nivel y a punto de desbordar

  Ayer por la tarde escuchaba por casualidad en la calle que la Xunta acababa de abrir la laguna de Valdoviño. Como yo no me fío del personal me dirigí esta mañana hasta allí para ver qué había de cierto. Aunque era casi de noche puede tomar unas fotos documentales:


    Efectivamente la Consellería de Medioambiente ha empezado las obras para abrir el canalillo que año tras año se demuestra ineficaz para el propósito de vaciar el lago. Claro que en realidad esa nunca ha sido la intención de la Xunta, cuyos responsables únicamente pretenden evitar la inundación de las casas cercanas a la orilla. Porque el trazado diseñado por la Consellería tiene tan poco caudal y fuerza que apenas baja el nivel del lago y se cierra en cuanto hay un poco de mar.
  Como resultado cada invierno se gasta un montón de recursos públicos en abrir este pequeño canal de desagüe que se obstruye siempre a los pocos días y que por tanto es necesario volver a reabrir de nuevo con el mismo operativo de hombres y máquinas. Todo para que al final la laguna abra por donde siempre (o la abran cuando no les queda otro remedio) y se vacíe por fin.


   Lo más esperpéntico es que este canal no contenta a nadie. A los vecinos porque siguen con problemas (hoy varios de ellos tenían sus fincas completamente inundadas) y a los ecologistas más integristas porque lo ven como un vaciado artificial (algo absolutamente falso pues no vacía nada, como he dicho).

  Mientras dura el espectáculo quien lo paga es la biodiversidad, afectada directamente por la pérdida de hábitats que causan estas inundaciones tan salvajes. Porque esta laguna no es zona Ramsar por su población de acuáticas, muy modesta, sino precisamente por el número de hábitats catalogados en las directivas europeas. Al subir tanto el nivel de las aguas (algo derivado de la actividad humana, en mi opinión) se pierden un montón de hábitats y microhábitats donde las aves se alimentan o descansan, como aguas someras, intermareales arenosos o fangosos, carrizales, incluso pequeños humedales pantanosos del sistema dunar, que se ven colapasados por la entrada del agua del lago. Con ello la caída del número de acuáticas es brutal, desapareciendo completamente ardeidos, limícolas y muchos patos de superficie. Porque lo que hay ahora mismo es un enome vaso lagunar prácticamente sin orillas ni protección de la vegetación palustre.



     Una de las especies más afectadas es el Avetoro (Botaurus stellaris), que tiene en esta laguna uno de los escasos cuarteles de invernada regular en todo el NW peninsular, con una población estimada de 1-4 ejemplares. Aquí podéis ver fotos de él y de su hábitat en condiciones hídricas normales. Sin embargo en estos momentos el área de campeo y descanso favorita por esta garza vadeadora está con metro y medio de agua. Y el resto del carrizal está mucho más inundado aún.

En rojo hábitat del Avetoro, completamente inutilizable ahora mismo

    A veces me pregunto si en la Consellería de Medio ambiente habrá alguien preocupado por el Medio Ambiente. Por trepar y promocionarse seguro.