Seguidores e seguidoras

sábado, 11 de octubre de 2014

Una observación desagradable

  La verdad es que duele un poco que, después de estar años y años peleándome con los quads, perros y vehículos que invaden el sistema dunar de A Frouxeira, tenga que ver lo que he visto esta mañana. Estaba a punto de llamar al SEPRONA, como hago siempre, cuando descubrí que el coche estacionado en lugar prohibido pertenecía a un colega ornitólogo. Menos mal que no llegué a realizar la llamada, pues habría sido una situación muy desagradable.

  Es cierto que su presencia en este lugar, exclusivo para las ambulancias durante la temporada de playa, no suponía una "agresión ecológica" especialmente grave, estando como estaba en un pequeño aparcamiento de gravilla (sobre todo a esas horas y en esta época), pero nuestro colectivo debe dar ejemplo e intentar cumplir la normativa medioambiental siempre, pues somos precisamente nosotros los que hemos peleado para que se legislara así
 
  Todos cometemos errores o despistes algún día. Además quiero pensar que es una persona habitualmente respetuosa con estas cosas. Pero ESO NO SE PUEDE VOLVER A REPETIR (y si lo vuelve a hacer no seré tan benévolo).


     El próximo viernes doy la última charla en la Casa da Cultura de Valdoviño (ya os pondré el cartel cuando lo tenga). Durante estas conferencias he intentando hacer ver a los asistentes la necesidad de conservar el medio y de cumplir las normas medioambientales, con menciones específicas a la presencia de perros y vehículos en las dunas. El que nunca ha desarrollado esta tarea de divulgación no sabe lo complejo que resulta con la mentalidad retrógrada y cuadriculada que tiene el personal por aquí.
 Y os aseguro que no me gustaría que alguien del público me dijese durante la charla: "Déjate de cuentos, que el otro día había un ornitólogo con el coche en las dunas".  Y tendría toda la razón.

   Ahora pongo unas fotillas de hoy, tomadas en la "Charca das espadanas" y la playa de Valdoviño.

 Herrerillo común (Cyanistes caeruleus)


    El Ostrero es una de esas limícolas que se han enrarecido mucho desde que la presencia de perros sueltos en la playa se hizo masiva. Hoy apenas se ve algún individuo suelto en el paso de Otoño.

Ostreros euroasiáticos (Haematopus ostralegus)

   La foto siguiente fué tomada después, en la ría de Ferrol. Una de nuestras pequeñas joyas aladas.

Martín pescador común (Alcedo atthis)

   Hasta la próxima.

PD: La persona que tenía el coche en las dunas no sólo no se arrepiente sino que me ha dicho que lo ha hecho otras veces y me ha dejado caer que piensa seguir aparcando allí (la foto es la foto, imagino). En fin... qué pena...
  Mientras tanto, yo seguiré rompiéndome los dientes cada día con mis compañeros de trabajo y con los vecinos de Valdoviño para que los perros y los vehículos no entren en las dunas. Cosas que pasan...

12 comentarios:

  1. E o cartel que hai avisando de que non se pode, dalle igual? Ten permiso da Xunta para facer iso? Porque se a resposta é que non, multa ao canto.
    Apertas,
    Inés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. E tamén hai un sinal de dirección proibida, Inés. Pero é que xa non se trata de que sexa ilegal; trátase de sentido común. Hai normativas que me parecen esaxeradas e que non comparto. Pero é que unha das reivindicacións históricas do movimento naturalista na comarca é precisamente o control de acceso de veículos nas áreas dunares, coño! É como se eu agora compro un can e o levo de paseo sen correa pola praia de Cobas despois de todo o que levo montado... Sería para crucificarme cabeza abaixo públicamente.

      O pior para min foi a resposta que me deu esta persoa e a comparación que realizou con algo que eu fago unha vez ao ano para controlar o carrizal..
      Evidentemente non todos temos os mesmos intereses, Inesiña.... Para nada....

      Eliminar
  2. Xabi, pois a próxima vez espero que 1- realices esa chamada e 2- colgues aquí a foto do coche para que todos saibamos de quen é.

    ResponderEliminar
  3. Espero de corazón que non haxa próxima vez, Sergio. Doeríame moito ter que facelo, non o sabes ben...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. E teño a foto do veículo. Pero deille a miña palabra de que non había revelar a súa identidade (a ver se medita un pouco). Agora mesmo Valdoviño ten uns problemas gravísimos de xestión, bastante máis importantes que o que supón o aparcamento illado dun fotógrafo. Esperemos que o seu exemplo non se contaxie e quede nunha anécdota.

      Eliminar
  4. Pois si que esta ben o patio..

    Cesar

    ResponderEliminar
  5. Hola Xabi:

    Que un vulgar chorizo neocon se forre a costa de mamoneos y mamandurrias, resulta francamente repugnante, aunque, si tenemos en cuenta la ideología y los presupuestos morales que manejan estos sujetos, no debería sorprendernos demasiado.
    Que un vulgar chorizo de izquierdas se forre a costa de mamoneos y mamandurrias, resulta francamente repugnante, y, dada su ideología y los parámetros morales que de ella se derivan, debería repugnarnos doblemente.
    Que un paisaniño de los que por aquí abundan aparque su coche en una zona de un paraje natural donde está prohibido hacerlo, resulta francamente vergonzoso, aunque, teniendo en cuenta la peculiar relación del gallego medio con la Naturaleza, no debería sorprendernos. Si el individuo, aún a pesar de hacerle ver que está cometiendo una irregularidad, persiste en la falta, se le debe denunciar sin la más mínima duda.
    Que un amante y estudioso de las aves, es decir, una persona a la que se le supone un sentimiento de cariño y de respeto hacia la Naturaleza, aparque su coche en una zona de un paraje natural donde está prohibido hacerlo, resulta doblemente vergonzoso. Si el individuo, aún a pesar de hacerle ver que está cometiendo una irregularidad, persiste en la falta (por lo que comentas, así te lo ha insinuado) le añade unas dosis de falta de vergüenza y de chulería que convierte al hecho en doblemente denunciable.

    No lo dudes y que no te pese. A la próxima, llama al SEPRONA.

    Un saludo.

    Daniel Pérez Rodríguez (Ourense)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olá Daniel:
      Iso de "se le debe denunciar sin la más mínima duda" pois non o comparto. Por un motivo: eu son unha persoa chea de dúbidas. De feito ata dubido que esta persoa sexa realmente un amante e estudoso da natureza, coma dís. Quizá sexa só un coleccionista de cousas.
      Úns coleccionan selos, outros armas antigas e outros citas de aves. Desde logo eu respeto as afeizóns de cadaquén, pero tamén gosto de chamar ás cousas polo seu nome.
      Iso si, outros andamos a tortas con todo quisque defendendo unha correcta xestión da Frouxeira, enfrentándonos a compañeiros de traballo, a viciños, a alcaldes ou a asociacións ecoloxistas se fai falta. Todo para que a administración abra a canle de desembocadura, para que non haxa cans soltos no humidal ou para que sancionen aos putos pescadores furtivos, etc... Hai persoas ás que aínda non se lles veu o pelo en ningunha destas facetas.
      Máis claro, branco e en botella.

      Eliminar
    2. De acuerdo. Uno puede ser coleccionista de sellos, de armas antiguas o de citas de aves. Hasta ahí bien. Lo que no está tan bien es que ese coleccionista en su afán de conseguir sellos, armas antiguas o citas de aves, cometa una acción que está prohibida. Si lo hace una sóla vez, podemos dudar si esa acción es fruto de un error o es deliberada. Lo que no ofrece ninguna duda sobre lo premeditado de su actuación es que, aún avisándole de lo incorrecto de la acción, el coleccionista de sellos, de armas antiguas o de citas de aves, te diga que no sólo lo ha hecho otras veces sino que PIENSA SEGUIR ACTUANDO DE LA MISMA MANERA.

      Creo que tales palabras no ofrecen margen para el error o para la duda. Lo único que cabe pensar es que el individuo en cuestión (sea ornitólogo u odontólogo, sea amante de la Naturaleza o pirómano, sea coleccionista de vibradores o de reliquias de santos) se pasa las normas por los mismísimos. Ésto también es blanco y en botella. ¿TANTO CUESTA DEJAR APARCADO EL COCHE EN OTRO LUGAR COJONES?

      Un saludo.

      Daniel Pérez Rodríguez (Ourense)

      Eliminar
    3. Pois debe custar, Daniel..
      Sobre o tema de se é legal ou non, pois supoño que hai normas que poden ser excesivamente rigorosas. Hai tempo falaba con "alguén" sobre o uso de reclamos para lograr fotografías de aves. Naquela ocasión considerei un pouco excesiva a lei que proíbe o seu uso en todo lugar e tempo agás permisos autorizados. Eu nunca o fixen, pero se alguén pon un reclamo de un paseriforme asiático nas dunas no mes de Novembro, pois eu non son capaz de apreciar que teña nada malo, sinceramente.
      Pero o do coche estacionado no mesmo centro do sistema dunar, por non camiñar cinco minutos máis, ten delito.
      En fin Daniel, tampouco caiamos na criminalización dun caso que ten máis de censurable polo ético que polo propiamente ecolóxico, tal como aconteceu.

      Eliminar
    4. Efectivamente. Y espero no haber dado la sensación de querer hacer una montaña de un grano de arena. Si así se ha percibido pido disculpas por ello. Lo que he pretendido resaltar, no es la comisión puntual de la falta (leve, por lo que he creído entender) sino la intención de volver a cometerla.

      Quiero pensar que rectificará respecto a esto último.

      Un saludo.

      Daniel Pérez Rodríguez (Ourense)

      Eliminar