Seguidores e seguidoras

domingo, 27 de noviembre de 2011

Villafáfila, 26 de Noviembre, primera parte.

Este fin de semana tenía pensado pasar los dos días en la reserva de Villafáfila (Zamora), lugar que no visitaba desde hacía case un año y medio. Pero ya dice el refrán que el hombre propone y Dios dispone. Un acontecimiento inesperado y muy grave, ocurrido a un familiar cercano, me obligó a volver para Ferrol a primera hora del domingo. Precisamente la jornada en que tenía pensado sacar las fotos "buenas", luego de haber dedicado la jornada anterior a censar  y a hacer diferentes pruebas con la cámara (aprovechando la excelente luminosidad de la Meseta).



 Así pues resultó unha excursión agridulce, por culpa de su triste final, y no tengo precisamente ganas de ponerme con el blog, la verdad. Pero... qué carallo! por lo menos mientras edito la entrada, estaré un rato distraído, sin pensar en otras cosas. Así que vamos allá..

 Villafáfila...sólo escuchar ese nombre ya me relaja la mente. Aquí os presento a un par de viejos amigos.



 Hay lugares donde la fauna, el "contenido", es la parte fundamental y protagonista de la experiencia, cuando los visitamos. Sin embargo, en Villafáfila es el "continente" lo que sobrecoje y deja a uno ensimismado, por encima de los elementos que en él pululan. Especialmente cuando este "uno" viene de la costa coruñesa, llena de casas y eucaliptos.
 Los infinitos paisajes de la Tierra de Campos siempre impresionaron a este sertvidor como ningun otro lugar que haya visitado. Aunque es bien cierto que las aves, concretamente las acuáticas y esteparias, son inevitablemente las otras protagonistas de la reserva.

 Debido a las "circunstancias" antes comentadas, sólamente estuve en la Laguna Grande y alrrededores. Mi idea era ir el domingo a la zona NE de la reserva, para retratar bien las Grullas y otras aves, pero no pudo ser. Así que os cuento lo que ví o censé en la Salina Grande:

- Miles de Ansares comunes (Anser anser) reposando en la laguna durante el día.


 Sun duda, el ave más representativa del invierno "Villafafiliano".


 Sus característicos reclamos, estridentes y penetrantes, son una constante durante nuestra estancia en la reserva, y que nunca se olvida.


- 73 Tarros blancos (Tadorna tadorna). Quedé con las ganas de ir a Barillos para completar el censo...

- 7.250 Ánades reales (Anas platyrhynchos), aproximadamente. Este censo, bastante largo, casi me cuesta una congelación en los dedos (padezco de problemas de circulación y sufro muchísimo con el frío)


  La verdad es que los Azulones estaban bastante tranquilos, y se pudo realizar un censo relativamente preciso. Mucha "gente de a pie" se queda alucinada cuando les dices que había varios miles de bichos, Y QUE LOS CONTASTE, con un margen de error de... digamos, un 5 %.  No saben que lo más importante de un buen censo, en muchas ocasiones, es la rapidez. Por que no llega con "contar". Sino que, además, debemos hacerlo en apenas unos minutos, antes de que una rapaz, la marea (en la costa, se entiende) o un dominguero, mueva todo el grupo, tirando por la borda todo el trabajo, como saben bien los compañeros censadores.

 Para ello deberemos escoger primero el lugar con mejor perspectiva de la bandada y con la luz más favorable, siempre. Hay que mirar también si disponemos de algún punto elevado cercano, para tener una mejor panorámica.  Luego podemos hacer un barrido general con los prismáticos, para comprobar la situación de las aves y decidir por donde y cómo empezamos. Es importante, en mi opinión, hacer incluso una pequeña valoración previa sobre la colocación de las diferentes especies, porque las aves tienen la puñetera manía de mezclarse! Sólo entonces se debe poner uno a contar con el telescopio..



 - 185+ Ánades rabudos (Anas acuta). Esta especie estaba complicada de contar. Cuando permanecen en reposo, y la distancia es grande, resulta complicado distinguir las hembras y plumajes de eclipse entre los Azulones. De todas formas pienso que habría bastantes menos de esos casi 1000 Acuta censados días atrás (durante el paso la cosa puede cambiar mucho de un día para otro).

- 1.852 Cercetas comunes (Anas crecca). Por la tarde pude contarlas con mayor precisión, desde la EDAR de Villafáfila, ya que agruparon en la zona central de la laguna. Al volar, los bandos de este pequeño pato recuerdan algo a las limícolas, por su velocidad y coloración general oscura..



 - Ánades silbones (Anas penelope). No los conté. Así a "ojímetro"..cien o doscientos?, por decir algo

- Patos cuchara (Anas clypeata). Tampoco los censé, pero no había demasiados. Incluso pocos diría yo.. Este pato es uno der los más abundantes en Villafáfila, sobre todo en Febrero-Marzo, con varios miles de ejemplares habitualmente.

 - Muchos Milanos reales (Milvus milvus) por toda la zona. Cuando bajo por la A-6 siempre detecto los primeros ejemplares en Astorga. Más al Noroeste, no es territorio apto para la especie, al parecer. Como he dicho quería hacer las fotos buenas el domingo. Así que sólo dispongo de fotillas...


- Aguiluchos pálidos (Circus cyaneus) y laguneros (Circus aeruginosus), como esta hembra (o joven) de la foto.


- También muchos Cernícalos vulgares (Falco tinnunculus). A éste lo saqué bastante bien.


 - Con tanta ave rapaz, las Perdices (Alectoris rufa) debían estar muy moscas.. El grupo más numeroso que ví, de 16 individuos, estaba al norte de la laguna. Ésta de la foto, a primera hora de la mañana, no se movía, y permitió que me aproximara bastante.


 Bueno, os espero en la próxima entrega.

2 comentarios:

  1. Ánimo Xabi. De verdade, ánimo, xa verás como as cousas van a mellor.

    Apertas,
    Damián

    ResponderEliminar
  2. Graciñas.

    E teño moi boas novas, Damián. Finalmente sucedeu o desenlace desexado, sobre o que che contei por teléfono.

    Un día para celebrar, certamente!! Pero tamén un fin de semana que non olvidarei nunca mentras viva. Que mal o pasei, de verdade (imaxina o protagonista...)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar