Seguidores e seguidoras

viernes, 22 de mayo de 2020

Dos sorpresas en mi "tierriña"

 Todos guardamos cariño por esos lugares donde pasamos nuestra infancia y adolescencia. En mi caso esos lugares están en el entorno rural de Ferrol y Narón (vivía prácticamente en la frontera entre los dos ayuntamientos).


    Estos días estoy reviviendo muchas de las sensaciones de hace casi cuarenta años, cuando empecé a conocer la fauna y flora de mi tierriña. Afortunadamente muchos de esos sitios se conservan muy bien, incluso mejor si nos referimos únicamente al apartado botánico, pues la pérdida de invertebrados y vertebrados es otra cosa. En especial echo de menos la oropéndola o el gorrión molinero, hoy desaparecidos.

 Granja sostenible de vacuno con paisaje de robles

 San Pedro de Leixa

Fraga relíctica con robles (Quercus robur) de buen porte y otras especies caducifolias

Bosque hiperhúmedo de alisos (Alnus glutinosa)

  Paseando junto a mi aliseda favorita escuchaba unos golpes secos. Un picapinos buscaba comida en el tronco de un árbol. Cunado la encontró salió volando con ella para el nido. Una cita de cría en grado probable que ya he remitido al Noticiario ornitoxeográfico de la SGO.

 Pico picapinos (Dendrocopos major)

  Aprovecho para recordar una vez más que debéis compartir vuestras citas de interés en alguna de las plataformas que existen, como e-bird, Naturalist, Observado o Biodiversidade de Galicia.

 Camachuelo (Pyrrhula pyrrhula)

 Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

   Ayer tenía un avistamiento muy especial: un alcaudón dorsirrojo macho cantando desde su atalaya en uno de estos campos.

 Alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) cantando dede posadero

  Sólo tenía una cita antigua y sin confirmar, pero estos "campos británicos" siempre me parecieron un hábitat de libro para la especie. Ayer, por fin, pude confirmar su presencia.

  La otra sorpresa la encontré en un lugar menos atractivo, como es un viaducto sobre un basurero ilegal por el que pasa una de mis rutas.


  Dos golondrinas dáuricas salían volando de un nido instalado bajo el puente.

Nido de golondrina dáurica (Cecropis daurica)

  Supone la primera confirmación de cría en el Concello de Ferrol. Las he visto ya en otros viaductos (de la autovía al puerto exterior) pero no pude confirmar su reprodución allí.

  Bueno, terminamos la fase 1 y entramos en la fase 2. Por lo que he leído en el texto tendremos más facilidades para pasear, incluso para bichear dentro de la provincia. Habrá que leer bien la letra pequeña del BOE a ver si es cierto, porque yo aún no lo tengo claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar es necesario identificarse con nombre y apellidos